Actualizado 26/03/2015 11:18

Aparece una inexplicable franja de calor en la atmósfera de Venus

Franja de calor en la atmósfera de Venus
Franja de calor en la atmósfera de Venus - MIPT.RU

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Un grupo de científicos rusos, europeos y estadounidenses han encontrado una capa de calor en la atmósfera de Venus, cuya naturaleza aún se desconoce.

   Los investigadores hicieron el descubrimiento al compilar un mapa de temperatura de la atmósfera superior en el lado nocturno del planeta en base a los datos recogidos por la sonda Venus Express.

   "Medimos la temperatura a alturas de 90 a 140 kilómetros", dice uno de los autores del estudio, Denis Belyaevof, de la Academia de Ciencias de Rusia. "En el lado nocturno del planeta, las temperaturas normalmente disminuyen con la altitud, pero nos dimos cuenta de un pico en la gráfica en el rango de 90 a 100 kilómetros. Aquí, el ambiente era 20-40 grados más caliente de lo que esperábamos. Todavía no entendemos qué produce el calentamiento, pero la capa de ozono de Venus está a esta altura. Puede haber una conexión".

   Belyaev, junto con sus colegas del laboratorio francés LATMOS, así como de Bélgica, Alemania y los EE.UU. analizó los datos obtenidos por el espectrómetro SPICAV a bordo de Venus Express entre junio de 2006 y febrero de 2013.

   "En casi todas las sesiones de medición de estos siete años se detectó una capa de una altura de 90 a 100 km que es 20-40 grados Kelvin más caliente de lo que debería ser", dice Belyaev. "Las temperaturas del aire en estas altitudes son de 220-240, mientras que deberían estar por debajo de 200."

OZONO EN CONTACTO CON CLORO PUEDE LIBERAR CALOR

   Según Belyaev, esta capa está en la misma gama de altitudes del ozono. "Estamos llevando a cabo un análisis de correlación para determinar si éstos están conectados o no", dijo Belyaev. "No podemos descartar que este fenómeno se puede explicar por las reacciones químicas, es decir, la descomposición de ozono cuando entra en contacto con sustancias a base de cloro - estas reacciones pueden resultar en la liberación de calor."

   Los investigadores han encontrado otra peculiaridad de la atmósfera superior de Venus: al amanecer es más caliente que en la noche, cuando debería ser al revés.

   Venus es un planeta único en que no gira en la dirección de su movimiento a lo largo de la órbita circumsolar, sino en la dirección opuesta, debido a que su eje de rotación está inclinado 177 grados. Y gira muy lentamente, un día solar en el planeta dura 116 días. Durante la larga noche la alta atmósfera se enfría, por lo que en la noche debería ser más cálido que en la mañana.

   "Hemos encontrado que la temperatura atmosférica es 20 grados más caliente en la mañana que por la noche", dice Belyaev. "Esto es probablemente debido a la circulación global de la atmósfera. La transición del punto sub-solar hasta el punto antisolar se lleva a cabo a una altura de unos 100 kilómetros. En esta zona en el lado nocturno, la masa de aire se reduce a 70 kilómetros, lo que puede conducir al calentamiento adiabático de la atmósfera ".