El árbol del cacao surgió hace 10 millones de años

Publicado 11/11/2015 12:07:07CET
WIKIMEDIA

   MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un estudio sugiere que el árbol del cacao, 'Theobroma cacao', es notablemente antiguo para una especie de planta amazónica, más que lo establecido previamente.

   Según James Richardson, botánico tropical en el Real Jardín Botánico de Edimburgo, Reino Unido, y autor principal del trabajo, 'Theobroma cacao' es una de las especies más antiguas del género 'Theobroma', después de haber evolucionado hace unos 10 millones de años. En ese momento, los Andes no estaban todavía completamente elevados, lo que explica por qué los árboles de cacao hoy se generan en ambos lados de los Andes.

   El chocolate, producido a partir de las semillas del árbol de cacao 'Theobroma cacao', es uno de los sabores más populares del mundo, con ventas alrededor de 100.000 millones de dólares al año. A medida que aumenta la demanda en todo el mundo, existe el temor de que la industria dejará de hacer frente a la creciente demanda pública del producto.

   El principal problema, común a muchos cultivos, es la falta de variación genética en el cacao cultivado, lo que lo hace vulnerable a las plagas. La falta de variación genética también pone a los árboles de cacao en riesgo por el cambio climático, peligrando la sostenibilidad a largo plazo de la industria.

   El origen evolutivo temprano de la especie es una buena noticia: sugiere que el cacao ha tenido tiempo suficiente para diversificarse genéticamente, con cada población silvestre adaptada a su hábitat local. Las poblaciones silvestres de cacao en las Américas pueden por lo tanto ser tesoros de variación genética, que podrían ser criadas en cepas cultivadas para hacerles más resistentes a las enfermedades y el cambio climático, y quizás incluso crear nuevos sabores de chocolate.

   "Después de diez millones de años de evolución no deberíamos sorprendernos al ver una gran cantidad de variación dentro de las especies, algunas de las cuales podrían presentar nuevos sabores o formas que son resistentes a las enfermedades. Estas variedades pueden contribuir a mejorar la industria del chocolate en desarrollo", dice Richardson. Los científicos tienen previsto volver a América del Sur para analizar todas las especies relacionadas con el cacao e investigar las características de sus poblaciones nativas.

   "Esperamos mostrar la importancia de conservar la biodiversidad de manera que se pueda utilizar para aumentar y proteger el sector agrícola. Mediante la comprensión de los procesos de diversificación del chocolate y sus parientes podemos contribuir al desarrollo de la industria y demostrar que éste es realmente la Edad del Chocolate", dice el coautor Santiago Madriñán, de la Universidad de los Andes en Bogotá, Colombia, cuyo estudio se publica en 'Frontiers in Ecology and Evolution'.