Actualizado 15/05/2007 20:56 CET

Innova.- Los empleados pueden ahorrarse hasta un 43 por ciento al adquirir equipos informáticos con los programas HCI

VALENCIA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Los empleados pueden ahorrarse hasta un 43 por ciento en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a la hora de adquirir equipos informáticos y las empresas pueden deducirse entre un cuatro y un ocho por ciento en el Impuesto de Sociedades con los programas Hogar Conectado a Internet (HCI), según informaron hoy fuentes de Anetcom-Fundetec en un comunicado.

Durante el desayuno empresarial Anetcom-Fundetec, en el que destacaron que los programas HCI pretenden habituar a los empleados en el uso de las Nuevas Tecnologías, se celebró una mesa redonda bajo el nombre 'La tecnología como vehículo para mejorar la productividad y competitividad de la empresa', en la que intervinieron la secretaria autonómica de Telecomunicaciones, Blanca Martínez de Vallejo, y dos expertos en HCI, José Manuel Santiago de la empresa Seisdosmil y Juan Jesús Martínez de la Fundación Garrigues.

Indicaron que a través de HCI las empresas "facilitan a sus empleados la adquisición en condiciones ventajosas de un ordenador con conexión a Internet para su uso personal", y agregaron que, de esta forma, "se favorece su inclusión en la Sociedad de la Información".

Del mismo modo, manifestaron que los trabajadores "adquieren nuevas destrezas y conocimientos tecnológicos que pueden aplicar en su puesto de trabajo", y aseveraron que esto "repercute en una mejora de la productividad de la empresa que, además, obtiene una serie de beneficios fiscales".

En este sentido, Juan Jesús Martínez subrayó que los equipos informáticos "no son sólo para habituar en las Nuevas Tecnologías a los empleados, sino para renovar estos equipos y actualizar el software", por lo que recalcó que cualquier empleado "por muy habituado que esté en el manejo de Internet, puede beneficiarse de HCI".

Martínez destacó que el empleado puede acceder a un equipo "libre de impuestos y con un descuento fiscal importante para el ámbito doméstico" con lo que "no supone ninguna carga de trabajo adicional, ya que no puede ser compartido para uso empresarial", apuntó.

Por su parte, José Manuel Santiago calificó esta iniciativa como "muy interesante" para las empresas, ya que "no genera mucho trabajo para ellas y pueden decidir si llevarlo a cabo con coste cero para las compañías, con coste compartido con el empleado o con un coste del cien por cien, en beneficio de los trabajadores", resaltaron.

Asimismo, el expertos HCI de la Fundación Garrigues indicó que, en la actualidad, la media de trabajadores por compañía adheridos a estos programas es de un 30 por ciento, aunque matizó que en empresas más pequeñas se alcanza hasta el 50 por ciento de los empleados de las compañías suscritos.

Por otro lado, Blanca Martínez de Vallejo destacó que este tipo de iniciativas "fomentan el aumento cuantitativo de usuarios conectados a la Sociedad de la Información", y, además, "impulsan que se realice un uso inteligente de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC)".

En esta línea, la secretaria autonómica de Telecomunicaciones apuntó que estos programas "no sólo han de aplicarse a las empresas privadas, sino también en las Administraciones Públicas", porque, en su opinión, "son fórmulas que permiten a los empleados públicos la opción de estar conectados a la Sociedad de la Información".

Los programas HCI se han aplicado "con éxito" en varios países europeos, como Suecia y Reino Unido, "donde se ha demostrado la eficacia de iniciativas apoyadas en unos incentivos fiscales similares a los de España", resaltaron.