Unos 400 escolares construirán la falla 'MVSEV.M' en talleres participativos en el Centre del Carme

Unos 400 escolares construirán la falla 'MVSEV.M' a través de talleres participa
CONSORCI MUSEUS COMUNITAT VALENCIANA
Publicado 26/02/2019 15:56:06CET

VALÈNCIA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Unas 400 personas, en su mayoría alumnado de diversos centros educativos, serán las encargadas de elaborar, a través de talleres participativos, la falla 'MVSEV.M', que se ha presentado este martes en el Centre del Carme. Se trata de una "instalación participativa" creada por los artistas Javier Molinero y Bernat Ivars que permanecerá en el centro cultural durante todas las fiestas.

Desde la semana pasada y hasta el día 14 de marzo, los alumnos de diferentes ciclos de varias escuelas valencianas pasarán por el claustro gótico del Centre para participar en unos talleres dirigidos por Molinero e Ivars que estarán abiertos al público general los domingos a las 12.00 horas, según ha explicado este martes en la inauguración del proyecto el director del Centre, José Luis Pérez Pont.

La falla está diseñada con tubos de cartón y nodos de madera de manera que pueda ir cambiando de posición a voluntad de los usuarios de los talleres. Según ha explicado Molinero, "con el paso del tiempo, el edificio será menos flexible y más difícil de ir moviendo. Los que lleguen los últimos tendrán que mover ese legado que han recibido y les costará cada vez más hasta que llegue a un punto de colapso" que el creador prevé que será el 14 de marzo.

Por otro lado, la estructura también estará decorada con unas 80 planchas de madera en las que se plasmen los retratos en negativo de los escolares que participen en su construcción y que ellos mismos elaborarán. De este modo, "la falla va albergando cada vez más colección artística" a medida que se van realizando los talleres, tal y como explica Molinero.

Pérez Pont ha remarcado que consideran "importante que el proyecto tuviera ese carácter participativo" y que se vaya modificando "de manera que cada día pasen grupos que participen en esta arquitectura de la misma forma que la sociedad participa en la construcción del modelo de sociedad que quiere".

"Además, los rostros de los escolares terminan siendo un agente protagonista que construye esa realidad plural que es la sociedad", ha añadido Pérez Pont, que ha reivindicado que "ya era hora de que hubiera el suficiente apoyo" para las Fallas, "que no es un arte menor como ha sido tratado a veces desde el mundo cultural, sino un arte mayor".

Molinero ha explicado que la idea del proyecto nació el año pasado cuando se incendió el Museo Nacional de Brasil y se perdió la mayor de las obras que albergaba. "Esto nos lleva a reflexionar sobre cuál es la función del museo hoy en día, por qué los contenedores de cultura tienen unas dinámicas ya establecidas y si eso es algo que podemos cuestionar", ha añadido.

De este modo, los creadores de la falla han remarcado que entienden el museo como "un elemento que pertenece a la sociedad en la que vivimos y no tanto como un heredero obligado a conservar todo hasta llegar a un límite en el que estamos saturados". Molinero también ha señalado que han querido generar una reflexión sobre "cómo introducir lo urbano en el museo y las dinámicas del museo en un contexto urbano".

El nombre 'MVSEV.M' hace referencia "al origen etimológico del museo", cuando en la antigua Grecia era "un templo que se edificaba en honor a las musas para glorificar la inspiración", tal y como han explicado sus creadores. "No es hasta la Ilustración que el modelo de museo moderno toma forma como entidad que alberga, conserva y muestra una colección de objetos", han añadido.

Otra de las características de la falla es que ha sido realizada exclusivamente con materiales producidos por la pequeña y mediana empresa de la industria valenciana. De este modo, los artistas han señalado que los tubos provienen de Tavernes de la Valldigna, los nodos de madera de Alcàsser, los tornillos de Paiporta y las piezas de aluminio han sido cortadas en Paterna.

ARTE URBANO

Pérez Pont ha recordado que, con este proyecto incluido en el Programa de Educación y Mediación del Centre del Carme, este es el tercer año en que realizan una acción "creando sinergias con el arte fallero en diálogo con los nuevos lenguajes contemporáneos". En 2017 fue presentada la falla 'Renaixement' del colectivo Pink Intruder, mientras que el año pasado se presentó la instalación del artista alicantino Daniel G. Andújar.

El director del centro, que hace pocos días presento otra exposición que fusionaba arte urbano y clásico creada por el dúo PichiAvo, ha reivindicado el Centre del Carme como "un centro conectado con la sociedad actual, con exposiciones e instalaciones que estén vivas y donde se establece un vínculo entre creador, museo y público que permite que la cultura sea un bien accesible para todos".

Contador