Actualizado 17/08/2009 19:37 CET

Unos 90 valencianos dedican sus vacaciones a colaborar con Cáritas como voluntarios en la atención de niños sin recursos

VALENCIA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un total de 90 personas colaboran durante este verano como voluntarias en los campamentos y colonias urbanas organizados en distintos barrios y poblaciones valencianas por Cáritas Diocesana de Valencia, en los que participan cuatrocientos menores de entre seis y 15 años, procedentes de familias sin recursos, según informaron hoy el Arzobispado en un comunicado.

Durante los campamentos, se desarrollan "tareas de apoyo y refuerzo social y educativo, de ocio y tiempo libre, dirigidas al desarrollo personal de cada niño y a su integración social", señaló el responsable del programa, Javier Ferrandis, quien añadió que en estos espacios lúdicos y educativos se trabaja en "la adquisición de valores y actitudes".

Las actividades de verano para menores organizadas por Cáritas Diocesana se desarrollan en diferentes barrios valencianos y en otras poblaciones como Paterna, Burjassot, Alboraia, Ontinyent, Oliva, Alcoi, Cullera, Vergel o Cocentaina. A su vez, los menores provienen en su mayoría de familias en situación de riesgo social en las que un solo progenitor, generalmente la madre, se hacen cargo de ellos, explicó Ferrandis.

De igual modo, otros voluntarios de Cáritas Diocesana de Valencia colaboran este verano en los diferentes proyectos de atención a familias con escasos recursos, personas sin hogar o enfermos crónicos impulsados por la entidad durante todo el año, señalaron las citadas fuentes. A lo largo del año, la entidad caritativa cuenta en la diócesis de Valencia con cerca de tres mil voluntarios y atendió el año pasado a cerca de 35.000 personas.