Actualizado 10/11/2007 17:44 CET

Alicante.- La Generalitat otorga la autorización de la construcción del gasoducto 'Alicante-Benidorm-Altea'

ALICANTE, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Infraestructuras y Transporte, a través de la Dirección General de Energía, ha otorgado a la empresa Gas Natural Transporte la autorización administrativa para la construcción de dos de los cuatro tramos de las instalaciones correspondientes al gasoducto 'Alicante-Benidorm-Altea', informaron fuentes de la Generalitat en un comunicado.

Los tramos del gasoducto autorizado tendrán una extensión de 51,8 kilómetros y permitirán la gasificación de los términos municipales de Alicante, San Vicente del Raspeig, Muchamiel, San Juan de Alicante, El Campillo, Villajoyosa, Finestrat, Benidorm, La Nucía, L'Alfàs del Pi y Altea, todos ellos en la provincia de Alicante.

En este sentido, el director general de Energía, Antonio Cejalvo, señaló que las obras de este gasoducto, que supone una inversión de 8,5 millones de euros, "permitirán que más de 250.000 personas accedan al gas natural en una zona cuya población crece significativamente en el periodo estival, ya que se trata de un punto muy turístico".

De esta manera, una vez estén autorizados los cuatro tramos, el gasoducto 'Alicante-Benidorm-Altea' tendrá una longitud de 70 kilómetros y una inversión estimada de 16 millones de euros, explicaron. El gasoducto se enmarca dentro del Plan de Gasificación que la Generalitat, a través de la Conselleria de Infraestructuras y Transporte, está llevando a cabo en colaboración con empresas gasistas.

Según las mismas fuentes, el objetivo fundamental del Plan de Gasificación es el desarrollo de infraestructuras básicas y complementarias de transporte, distribución y suministro de gas natural que contribuyan al desarrollo industrial y energético de la región.

Otro de los puntos clave del Plan de Gasificación es la conservación y mejora del medio ambiente mediante el uso de fuentes de energía menos contaminantes, en este caso el gas natural. "Ellas nos ayudan a luchar contra el cambio climático, equilibrando la estructura de suministro energético de la Comunitat Valenciana y contribuyendo a la diversificación de fuentes de suministro", indicaron.

La Comunitat Valenciana es la cuarta autonomía española en consumo de gas natural y en 2006 representó el 26 por ciento de toda la energía consumida en la Comunitat. En el caso de Alicante, en 2006 se consumieron 2.460.000 MWh de gas natural. Estas cifras resaltan "la relevancia que está adquiriendo el gas natural en la provincia", concluyeron.