La Audiencia ve que la jueza del metro "obvia" relación entre muertes y descarrilamiento

Publicado 12/10/2015 13:20:05CET
Concentración Asociación Víctimas del Metro 3 de Julio
EUROPA PRESS

   VALENCIA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia considera que la jueza que instruye el accidente de la Línea 1 de Metrovalencia que en julio de 2006 costó la vida a 43 personas y provocó heridas a otras 47 "obvia" la relación entre las muertes, lesionados y el descarrilamiento, y ha solicitado nuevos informes de seguridad para viajeros y trabajadores.

   Así se desprende de un auto en el que el tribunal estima el recurso interpuesto por el ministerio fiscal contra la resolución de la instructora de fecha 23 de marzo de 2015 en la que se denegaba un informe pericial por dos expertos en seguridad ferroviaria en el que se analizara si Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) cumplía antes del siniestro con las normas de seguridad para trabajadores y viajeros; y un informe del Institut Valencià de Seguritat i Salut al Treball (Invassat) sobre el siniestro.

   Sobre el primer informe, en relación con la seguridad, la jueza lo estimaba innecesario al entender que las diligencias practicadas daban "respuesta suficiente" al descarrilamiento del metro. También consideraba que el análisis pedido por el ministerio público no resultaba útil a efectos de la investigación "ante la falta de concreción de circunstancias relevantes por su relación causal directa con el accidente".

   Frente a ello, el fiscal recurrió al considerar que en este momento no puede considerarse acreditado que el único hecho relevante para determinar la causa del accidente sea la conducta del maquinista fallecido, conduciendo al doble de la velocidad máxima permitida en el tramo donde se produjo el descarrilamiento.

   Sostenía, al respecto, que no se podía descartar la relevancia penal de otras conductas distintas a la del maquinista del tren siniestrado que requerían ser investigadas para el adecuado esclarecimiento de los hechos.

   El tribunal, tras estudiar los argumentos, da la razón al fiscal "dado que de no existir indicios de otros posibles ilícitos penales distintos a la conducción del maquinista, no se habría acordado la reapertura del procedimiento y la imputación de varios responsables de FGV".

   Por otra parte, considera que la instructora "obvia" la relación entre las muertes y lesiones que se produjeron en el accidente, el descarrilamiento del tren y los distintos factores que pudieron contribuir al desarrilamiento, "factores que resultan de indudable interés par a la investigación y entre los cuales ocupa un lugar destacado las condiciones de seguridad de la Línea 1", subraya. Por ello, estima que será 'a posteriori', una vez determinados los factores que condujeron al descarrilamiento del tren, "cuando habrá que determinar las personas a las que cabe imputar esas conductas".

PLANTEAMIENTO "ERRÓNEO"

   Así mismo, cree que la jueza reduce "hasta hacerla prácticamente desaparecer" la perspectiva 'ex ante' en favor de la perspectiva 'ex post', concluyendo a partir de este "erróneo" posicionamiento que en la fecha de los hechos no era previsible un descarrilamiento por exceso de velocidad y, por tanto, no se pudieron tomar las precauciones adecuadas.

   Al respecto, señala: "Examinada la realidad de los hechos, ni se puede admitir que haya que esperar a que se produzca un accidente para tomar las medidas para prevenirlo, ni se puede exigir el mismo deber de previsión a todos los empleados de FGV". Es decir, considera que el hecho de que los maquinistas no alertaran de un determinado riesgo no implica, de forma automática, que las personas responsables de la seguridad no debieran haberlo previsto. "Lo contrario sería derivar toda la responsabilidad en materia de seguridad a los maquinistas, atribuyéndoles una responsabilidad ajena a su función en la empresa", apostilla.

   Por todo, cree que para determinar si los responsables de FGV actuaron con el deber cuidado que les era exigible en su posición de garantes de la seguridad de trabajadores y viajeros resulta "necesario" establecer cuáles eran, en la fecha de los hechos y en el sector ferroviario, los parámetros de seguridad aplicables en el trazado de líneas ferroviarias urbanas en los tramos de curva en terreno con inclinación, los métodos operacionales de gestión del tráfico ferroviario, etc.

   Por otro lado, en relación con la pericial del Invassat, la Audiencia también la estima al considerar que el contenido y alcance de la formación e información que había recibido el maquinista del tren siniestrado, su jornada laboral y los tiempos de descanso, sus condiciones de trabajo, la documentación que le fue facilitada sobre las velocidad del trayecto de la Línea 1, la supervisión y control de la conducción de los maquinistas, la prevención de los riesgos laborales asociados al puesto y su calificación "son cuestiones cuya valoración por parte del Invassat resultará de indudable utilidad para el esclarecimiento de los hechos".

Para leer más