Publicado 18/02/2015 15:43CET

Ayuntamiento de Alicante se remite a lo que dicte el juez sobre la denuncia por mantener nombres fascistas en callejero

Un panel explicativo de los bombardeos fascistas que sufrió Alicante
EUROPA PRESS

ALICANTE, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Imagen Urbana en el Ayuntamiento de Alicante, Adrián Santos (PP), se ha remitido a la decisión que dicte el juzgado sobre la denuncia planteada contra diversas ciudades españolas, una de ellas Alicante, por mantener nombres de fascistas, militares y dirigentes del franquismo en su callejero.

La denuncia la planteó el abogado Eduardo Ranz contra 38 alcaldes por un supuesto delito de desobediencia en el que habrían incurrido al vulnerar la Ley de Memoria Histórica, que obliga a las Administraciones a retirar la simbología franquista.

"Si hay una denuncia, en cualquier caso, tendrá que ser el juez el que dicte sentencia. Es un poco la resolución que tendrá que adoptar el Ayuntamiento en cuanto haya una resolución judicial", ha manifestado Santos al ser cuestionado por los medios al respecto de la denuncia durante la inauguración de la rehabilitación del refugio antiaéreo de la plaza Balmis.

Sobre la ley de Memoria Histórica, Santos ha afirmado que "la ley no marca definitivamente la retirada de placas --nombres de calles--, con lo cual hemos tenido que consensuar esa retirada de placas y es lo que se ha hecho en la Comisión de Memoria Histórica".

Así, ha asegurado que "se han planteado varias retiradas. Una, que era Millán Astray, sí se planteó porque los vecinos sí quisieron. Pero entendemos que ahora, cambiar todas las placas de la ciudad, que hay alrededor de 90, era complicado porque la gente tenía que cambiarse el DNI, hay gente mayor que conlleva problemas a la hora de cambiar esto y a medida que se vayan considerando se irán cambiando".

Por otro lado, el concejal de EU, Dani Simón, ha dicho que la apertura del refugio de la plaza Balmis denota que "quedan muchos peldaños por subir" y ha denunciado que "no nos sirve de nada recuperar el sufrimiento que supuso el bombardeo si siguen habiendo calles dedicadas a las personas que tiraban esas bombas".

"No nos sirve de nada saber que en Alicante se sufrió mucho en los años 30 porque se bombardeó, si no nos dicen por qué caían esas bombas. Se ha peleado mucho y se ha logrado que en el Mercado Central y en este refugio se haga referencia a que fue la aviación fascista italiana la que la bombardeó. Pero Alemania e Italia no decidieron de repente bombardear Alicante. Estaban apoyando un estado militar fascista en España y a eso no se hace referencia", ha seguido.

Además, ha reiterado que "los alicantinos recibían las bombas porque eran los ciudadanos de una ciudad leales a la legalidad republicana y tampoco se hace referencia". "No se puede entender el dolor si no se contextualiza adecuadamente", ha aseverado.

Por su parte, el concejal de UPyD, Fernando Llopis, ha considerado que "hay que mirar al futuro y olvidarse del pasado que creo que ya nos aburre". Así, ha dicho que "lo razonable es poner en valor el refugio para que sea una visita obligada para que la gente quiera venir a Alicante y a visitar los vestigios de lo que jamás tuvo que ocurrir".

Para leer más