Bioparc incorpora dos ejemplares hembras de una nueva especie de antílope en peligro crítico de extinción

Antílope Addax
BIOPARC
Publicado 30/10/2018 11:02:52CET

VALÈNCIA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Bioparc ha incorporado una nueva especie de antílope en peligro crítico de extinción, dos hembras de la especie Addax (Addaxnasomaculatus), que está en la "lista roja" de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) pues se estima que quedan menos de 100 individuos maduros en su hábitat, según ha informado el parque valenciano en un comunicado.

La llegada de dos hembras procedentes de Nuremberg y Hannover (Alemania) es el primer movimiento para la creación de un grupo reproductor y supone, además, incorporar una nueva especie a la colección animal del parque. Se trata de dos hembras jóvenes, nacidas en 2016 y 2017 que, tras un periodo de aclimatación en su recinto interior, podrán contemplarse en la zona de la Sabana.

Esta especie africana es el ungulado más grande del desierto, un antílope de formas redondeadas, patas largas y perfil recto que destaca por sus grandes cuernos, de crecimiento vertical y presentes en ambos géneros que se enroscan sobre sí mismos en forma de espiral.

También conocido como el "antílope blanco" por el color de su pelaje, que se oscurece en invierno hacia tonos grisáceos y marrones, tiene una característica máscara en forma de "X" de color blanco que contrasta con su frente oscura.

No es un gran corredor, lo que lo convierte en presa fácil de los depredadores más rápidos, como los leones, guepardos y leopardos, caracal, hiena y serval que ataca especialmente a los terneros, según han explicado las mismas fuentes.

AÑOS SIN BEBER

Adaptados a los terrenos más áridos y extremos, los Addaxfueron habitantes de los desiertos del norte de África, desde los sistemas de gran duna de arena a los terrenos desérticos compactados. Pueden pasar meses sin agua e incluso pueden estar sin beber durante años, tomando sólo la humedad de las plantas que comen.

Su aclimatación para sobrevivir en estas inhóspitas zonas, los Addax también pueden dejar que la temperatura corporal aumente durante el día y reducirla durante el fresco de la noche, sin perder agua. Su fosa nasal enfría la sangre arterial a medida que fluye a través de la membrana nasal antes de llegar al cerebro, lo que protege este órgano vital del sobrecalentamiento.

Han sido erradicados de la mayor parte de su área de distribución original lo que hace que se trate de una especie críticamente amenazada en la actualidad. Además, está viendo reducida su población en estado silvestre de una manera alarmante debido a la caza excesiva, las sequías intensas, y el acoso turístico. Es una presa muy apreciada por la población local, tanto por la carne como alimento, como por la piel que utilizan para confeccionar zapatos.