Capella de Ministrers reivindica una Lucrecia Borja sin clichés ni leyenda negra con un disco-libro

CAPELLA DE MINISTRERS RINDE HOMENAJE A LUCRECIA BORJA CON UN DISCO EN EL 500 ANIVERSARIO DE SU MUERTE
CAPELLA DE MINISTRERS - Archivo
Publicado 09/05/2019 12:18:51CET

VALÈNCIA, 9 May. (EUROPA PRESS) -

La formación valenciana Capella de Ministrers publica 'Lucretia Borgia, entre la historia, el mito y la leyenda', un disco-libro basado en la música coetánea de la hija del papa Alejandro VI que brinda "un homenaje alejado de clichés, prejuicios y rumores sobre la vida de esta figura culta y refinada".

La obra se inspira en esta integrante de la estirpe de los Borja
--Borgia en su transcripción italiana--, una influyente familia valenciana en el Renacimiento, y protagoniza un trabajo discográfico que hace el número 58 de una formación de referencia en la música antigua con más de 30 años de presencia en el panorama internacional.

Carles Magraner, director de la formación, aborda en este proyecto la fascinación de las cortes renacentistas italianas y el devenir de Lucrecia Borja (1480-1519) en su contexto histórico y en el año en el que se conmemora el 500 aniversario de su muerte.

El disco incluye 21 temas en siete bloques que hacen un recorrido que empieza con su nacimiento en Subiaco (Roma), los casamientos con Giovanni Sforza, Alfonso de Este y Alfonso de Aragón, las relaciones con Pietro Bembo, Isabella y la corte de Ferrara y músicos como Bartolomeo Tromboncino o Joan Ambrosio Dalza y acaba con su refugio en la devoción al final de su vida y su fallecimiento con solo 39 años.

Capella de Ministers ha contado para este repertorio con prestigiosos músicos e intérpretes como Èlia Casanova (soprano), Hugo Bolívar (contratenor), Jorge Morata (tenor), Pablo Acosta (barítono), Carles Magraner (vihuela de arco), David Antich (flautas), Sara Águeda (arpa), Robert Cases (guitarra renacentista y viola) y Pau Ballester (percusiones).

La recreación del entorno musical de Lucrecia según Maricarmen Gómez Muntané (Universidad Autónoma de Barcelona), "obliga a referirse a los tres círculos en los que transcurrió su vida: Roma y su corte papal, Pésaro -tras contraer matrimonio con Giovanni Sforza en 1493- y la corte ducal de Ferrara tras su tercera boda con Alfonso de Este en 1502, una vez viuda de Alfonso de Aragón, príncipe de Salerno".

Lucrecia tuvo una esmerada formación y educación y su afición por el baile jalona toda su biografía, Gómez Muntané afirma que "aprendió a cantar, a tocar el laúd y seguramente el clavicordio, por la adquisición que hizo en Ferrara de uno de esos instrumentos a través del afamado organero Lorenzo da Pavia".

Su labor de mecenazgo es conocida, "entre 1505 y 1508 estuvieron al servicio suyo tres sonadores de laúd, Bartolomeo Tromboncino, Dionisio da Mantova y Niccolò, y otro de flauta y tamboril que a la vez era su maestro de danza, Ricciardetto Tamborino. Aparte daba empleo a dos cantantes, Paolo Poccino y Dalida de' Putti".

El disco incluye dos obras de Tromboncino, "el más sobresaliente de todos estos músicos" y célebre compositor de frótolas (canción seglar en lengua italiana por excelencia, precedente del madrigal), y una de Niccolò que escribió piezas notables de este género.

"REIVINDICACIÓN DE LUCRECIA Y DE LA MUJER"

Magraner ha querido con este trabajo, que engrosa su discografía en torno al repertorio vinculado a los Borja (Nunca fue pena mayor, Plaser y Gasajo y Borgia), "hacer una reivindicación de Lucrecia y de la mujer, un mito renacentista, desde la música que interpretó, escuchó y promovió con sensibilidad, así como poner en valor a una mujer culta y amante del arte pero maltratada por la historia". El violagambista y musicólogo considera que "estamos ante una persona fascinante utilizada por el poder que ha sido abordada profusamente por la literatura, cine, series de televisión y música como la ópera Lucrezia Borgia de Donizetti a partir de la obra de Víctor Hugo".

Rodrigo de Borja, sobrino del papa Calixto III (Alfons de Borja) y padre de Lucrecia, fue nombrado cardenal y vicecanciller de la iglesia con 25 años y en 1492 papa Alejandro VI con 60 años. Joan Francesc Mira, escritor, antropólogo y sociólogo, asegura que puso en marcha un proyecto familiar y una acción política "en el cual los casamientos de los hijos serían la pieza central. Y aquí empieza la gran aventura, la gran historia, y la leyenda" trufada de amantes, asesinatos, ansia de poder y una "complicada política matrimonial" que comenzó con un casamiento estratégico de Lucrecia que estableció la alianza con los duques Sforza de Milán.

Mira, autor del libro Borja Papa y el ensayo Los Borja: familia y mito, expone en el libreto del disco de Capella de Ministrers que Lucrecia, "instrumento de la política paterna, pasó a fomar parte de la leyenda negra como encarnación de la perversidad femenina de la Roma del Renacimiento. No lo merecía."

Contador