Publicado 24/11/2022 11:29

Catalá acusa a Puig de "rendirse" ante Sánchez y el 'president' le reprocha hacer de Les Corts "una sucursal" de Génova

Archivo - Ximo Puig en las Corts en una imagen de archivo
Archivo - Ximo Puig en las Corts en una imagen de archivo - ROBER SOLSONA/EP - Archivo

VALÈNCIA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La síndica del PP, María José Catalá, ha acusado al 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, de "rendirse" ante el Gobierno "agotado" de Pedro Sánchez y "traicionar" a los sectores productivos, a los constitucionalistas y a las mujeres, a lo que el jefe del Consell le ha reprochado "traer la agenda de la crispación" por "orden" de su dirección y "degradar" Les Corts haciendo del parlamento valenciano "una sucursal" de Génova.

Catalá ha centrado su intervención en la sesión de control celebrada este jueves en Les Corts en criticar "la rendición" de los socialistas, tanto aquí como a nivel nacional, con la reforma del Código Penal para mantenerse en el poder, y ha espetado a Puig: "Ha pasado ser el primero de los valencianos al primero de los sanchistas; su moderación no es tal, es una absoluta rendición y su conformismo y su silencio dan oxígeno a un Gobierno totalmente agotado y rendido".

Al respecto, Puig ha afeado a Catalá que siga la orden de Génova de traer a la Comunitat Valenciana "la agenda de crispación" aunque le ha advertido de que no tendrá "eco". Así, ha apuntado que esta estrategia es "un remedio de serie B que no nos conviene a los valencianos" y "lo único que hace es degradar Les Corts actuando como una sucursalismo puro y duro" del PP nacional. En cualquier caso, ha garantizado a Catalá que frente a su "agenda de la crispación" el Consell siempre antepondrá "la agenda de la solución".

El president ha garantizado que las reformas del Código Penal son beneficiosas y ha exigido unidad de la sociedad y, sobre todo, de los representantes de la voluntad popular, en la lucha contra el terrorismo machista --mañana es el Día internacional contra la Violencia sobre la Mujer-- que "a pesar de los esfuerzos realizados sigue siendo el principal problema que tiene esta sociedad".

Ha advertido de que la violencia "comienza cuando la palabra insulta y degrada" y ha señalado que el Consell es "consciente" de que hay que "reforzar" y "ampliar" el Pacto Valenciano contra la Violencia Machista que cumple siete años para luchar contra ese terrorismo que no es fácil y "la unidad es la primera medida".

Además, ha destacado que la reforma del Código Penal recogerá "la apuesta" de la Comunitat Valenciana --en apoyo de Marisol, la madre de la joven asesinada Marta Calvo-- de penalizar la ocultación deliberada de un cadáver porque es "un acto de dignidad". "Este Código Penal ayuda a las víctimas", ha recalcado.

"SUCURSALISMO ABSURDO"

"Lo que está planteando es un simple sucursalismo absurdo porque se está hablando de convivencia y viene aquí a insultar, y lo que tiene que decir es si están de verdad al lado de la democracia y de la mayoría o están con sus aliados de presente y de futuro", le ha cuestionado.

Puig ha insistido a criticar el servilismo a Génova de Catalá: "Parece que no ha encontrado otro motivo de hacerle una crítica constructiva a la Generalitat". En ese sentido, le ha recordado que solo habla de cuestiones positivas para la Comunitat Valenciana cuando existe alguna duda, como la gigafactoría de baterías que "está en Sagunto"; cuestionar la reforma fiscal que se ha aprobado y dijeron que se acababa el trasvase del Tajo-Segura y "gracias a este gobierno está consolidado".

Del mismo modo, ha señalado que se aprobarán unos Presupuestos Generales del Estado que recogerán "una inversión potente" para Alicante --"aunque siempre pensamos que es insuficiente", ha admitido-- y ha cotejado estas cuestas con los 100.000 euros que consiguieron cuando gobernaban la Generalitat para la provincia pese a todas sus promesas de enmiendas en "un ridículo espantoso".

"DÍA MUY TRISTE"

Por su parte, Catalá ha señalado que "hoy es un día muy triste" porque es "el día de la rendición del PSOE, aquí y a nivel nacional" y ha exigido a Puig que pida perdón a las mujeres "desamparadas" y a los constitucionalistas "abandonados y defraudados" por los socialistas tras haber claudicado ante los independentistas y derogar el delito de sedición.

En ese sentido, ha apuntado que "hoy se consuma la mayor traición" a los sectores productivos porque "hoy votan a favor de la implantación de la tasa turística y aprueban otros tres impuestos más; hoy en Madrid votan en contra de los 628 millones en enmiendas para mejorar las inversiones en los presupuestos del Estado a la provincia de Alicante y también votan en contra de los 300 millones en enmiendas para mejorar las inversiones en València y se rinden al Gobierno con la reducción de penas del delito de sedición".

Además, ha señalado que pese al incremento de un 24,5% de delitos por violencia de género, no derogan 'la ley del sí es sí' que está "humillando a las víctimas y cometiendo la mayor tropelía social que ha ocurrido en este país" y ha criticado la reorganización de los juzgados de violencia de género.

En esta línea, cree que es "una vergüenza" que cien delincuentes hayan pedido una revisión de su condena por delito de violencia de género. "Si mañana sacan una pancarta debería leerse 'perdón'. Deben pedir perdón a las víctimas", ha apuntado. "Puig confunde la rendición con moderación. No es moderación, es rendición, su conformismo y su silencio dan oxígeno a un gobierno agotado y rendido", ha apostillado.

Contador