Publicado 26/02/2021 14:11CET

El Consell aumenta la inversión social y en sectores productivos en 1.447 millones en 2020

Archivo - Vicent Soler comparece en Corts
Archivo - Vicent Soler comparece en Corts - I. CABALLER/CORTS - Archivo

Soler destaca que liquidación del presupuesto de 2020 muestra la "mejora global" de la mayoría de indicadores contables

VALÈNCIA, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consell ha cerrado el ejercicio de 2020 con un aumento de la inversión social y de las líneas destinadas a los sectores productivos para hacer frente a la pandemia de más de 1.447 millones de euros, lo que ha supuesto que el gasto real haya alcanzado los 17.831 millones de euros, un 8,83% más que en 2019.

Así lo ha explicado el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, que ha presentado la liquidación del presupuesto de 2020 este viernes en el Pleno del Consell.

Para Soler, la liquidación ha "puesto en evidencia la mejora global de la mayor parte de los indicadores contables", lo que considera que es fruto de la "eficiente gestión presupuestaria y de tesorería de la Generalitat, así como del incremento de los recursos recibidos en 2020 por parte del Gobierno de España para hacer frente a la Covid-19". En concreto, el resultado presupuestario ajustado ha mejorado en un 165% al pasar de los -842,4 millones en 2019 a 552,1 millones en 2020.

Segín Soler, el esfuerzo del Consell para impulsar la recuperación económica y aumentar el escudo social frente a la Covid-19 se ha visto también reforzado con el aumento en más de 2.451 millones de euros de los recursos procedentes del Gobierno central en 2020, al haber aumentado en 966,55 millones los ingresos del sistema respecto a 2019, así como los 1.485 millones no retornables del Fondo Covid.

Estos recursos han permitido que el Consell haya podido aumentar también su gasto social en Sanidad, Educación y Servicios Sociales en más 14.800 millones de euros, cifra que aumenta hasta los 15.150 millones en términos de contabilidad nacional (gasto devengado) según la estimación de la Conselleria de Hacienda a partir de la liquidación presupuestaria del ejercicio.

Por su parte, el remanente de Tesorería mejora un 19% en la liquidación del Presupuesto de 2020 al pasar de -3.139,7 millones a -2.542 millones, impulsado principalmente por el incremento de los fondos líquidos (17,74%) y la disminución tanto de los derechos pendientes de cobro (-11,2%), como de las obligaciones pendientes de pago (-19,2%), al haberse agilizado significativamente el pago a proveedores en los últimos meses.

RESULTADO PRESUPUESTARIO AJUSTADO

El Resultado Presupuestario Ajustado refleja la diferencia entre la totalidad de los derechos reconocidos netos en el ejercicio y las obligaciones reconocidas netas en el mismo periodo. En estas últimas, el Consell ha aumentado los recursos destinados a gasto real (Capítulos I a VII) de 16.384,5 millones en 2019 a 17.831,5 millones en 2020, un 8,83%.

Además, mejora la ejecución presupuestaria de prácticamente todos los capítulos, a excepción del capítulo III, al incrementarse la ejecución definitiva en la fase de obligaciones reconocidas. En concreto, el Consell ha cerrado el ejercicio presupuestario con una ejecución total del 95,19%, lo que representa 1,35 puntos más que en 2019.

Destaca el incremento que experimentan las inversiones reales (Capítulo VI) que aumentan en un 18,12% respecto a 2019 en términos porcentuales y alcanzan los 487,63 millones de euros en términos absolutos.

Asimismo, también es relevante el elevado grado de ejecución de cerca de un 63,5% de las inversiones directas e indirectas (Capítulos VI y VII), que mejoran a pesar de las restricciones derivadas de la pandemia. En conjunto se han ejecutado 1.023,62 millones de inversiones en 2020, por encima de los 944,83 millones de 2019.

Las transferencias corrientes (como las subvenciones directas y aquellas destinadas a paliar los efectos de la COVID-19, y también las ayudas sociales) que se incluyen en el capítulo IV han alcanzado un grado de ejecución del 96,51% y, además, han mejorado su ejecución respecto a 2019. En términos absolutos se han alcanzado los 5.634 millones de euros.

También es significativo el aumento de los gastos de personal (Capítulo I), que durante el año de la pandemia se ha incrementado en 510,7 millones, un 8,39%, principalmente por Sanidad (ya que se han reforzado las plantillas de hospitales y centros de salud) y Educación (con los refuerzos de profesores para atender las necesidades de la pandemia) En total, el gasto reconocido en Capítulo I ha alcanzado los 6.602 millones.

En esta misma línea, el gasto corriente (Capítulo II) crece un 14,61% para poder atender los gastos de funcionamiento de la Administración, especialmente de centros sanitarios al incluirse en este capítulo la mayor parte de las compras o material sanitario no inventariable que se ha adquirido para la lucha contra la Covid-19.

En cuanto a los derechos reconocidos netos o presupuesto de ingresos se aprecia un incremento total en 2020 con respecto al ejercicio 2019 de 2.097 millones, un 15,06% de diferencia, y procedentes, sobre todo, de los fondos transferidos por la Administración del Estado para paliar los efectos de la Covid-19.

El apoyo del Gobierno central queda reflejado en el incremento de las transferencias corrientes (Capítulo IV) que alcanza una mejora del 139%, al pasar de 1.164,2 millones en 2019 a 2.784,1 millones en 2020. En este capítulo se incluyen, por ejemplo, los 1.485 millones de euros procedentes del fondo COVID.

Por lo que respecta a las operaciones financieras, las operaciones con activos financieros (Capítulo VIII) han disminuido su saldo negativo en un 82,95%, al pasar de -143 millones a -24,38 millones.

Por el lado de los ingresos reconocidos, la liquidación recoge 173 millones que proceden de reintegros de pagos realizados en su día por la Generalitat con cargo al FLA correspondiente a deuda financiera de entidades sectorizadas y en concreto 165,9 de la EPSAR y 7,1 millones de la Societat Anònima de Mitjans de Comunicació.

En cuanto a las operaciones con pasivos financieros (Capítulo IX), el incremento neto del endeudamiento de la Generalitat en el ejercicio 2020 se cifra en 2.439,26 millones, motivado principalmente por la infrafinanciación crónica que sufre la Comunitat Valenciana y que hace necesario recurrir al endeudamiento para poder garantizar los servicios públicos de los ciudadanos mientras que no se actualice el sistema de financiación.

REMANENTE DE TESORERÍA

El remanente de tesorería, por su parte, experimenta una mejora de 596,7 millones (19%) en 2020 al pasar de -3.139,7 millones en 2019 a -2.542,9 millones en el pasado ejercicio. El motivo reside, principalmente, en que las obligaciones pendientes de pago han descendido en 758,9 millones, un 19,2%.

En concreto, los fondos líquidos se han visto incrementados en 80,52 millones en 2020, (un 17,74%), mientras que los derechos pendientes de cobro un 11,2% gracias al esfuerzo realizado por la Agencia Tributaria Valenciana.

El importe afectado del remanente de tesorería, 326,93 millones, se corresponde con los saldos de crédito susceptibles de ser incorporados en 2021, correspondientes al Plan PIP (89,13 millones), sentencia Torres Gemelas de Benidorm (70,78 millones), ayudas de Vivienda (62,56 millones).

Asimismo, también figuran otros gastos con financiación afectada, como la Iniciativa Jessica (4,04 millones), remanentes de créditos de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública procedentes de recursos transferidos con cargo al Fondo Covid-19 y susceptibles de ser incorporados a 2021 (58,24 millones), Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 (38 millones), y 4 millones de remanentes de créditos derivados de la aportación adicional del Real Decreto Ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes en el ámbito social y económico para hacer frente a la Covid-19.