Cuatro menores, identificados por esconder 50 kilos de pirotecnia robada en una casa abandonada de Paiporta

Ajuntament De Paiporta. Nota De Premsa. La Policia Local S'incauta De 50 Quilos
AYUNTAMIENTO DE PAIPORTA
Actualizado 09/01/2019 14:59:13 CET

VALÈNCIA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Paiporta (Valencia) ha identificado a cuatro menores que presuntamente ocultaban cerca de 50 kilos de material pirotécnico robado en una casa abandonada de la localidad. Los jóvenes supuestamente hacían explosionar los artefactos de madrugada y uno de ellos tenía seccionado un dedo a causa de un accidente al manipularlos.

Los efectivos han intervenido el material, que supuestamente han hurtado cuatro jóvenes de la localidad. Se trata de tracas, carcasas, tronadores, 'masclets' y salidas de gran potencia, detalla el cuerpo de seguridad en un comunicado.

La investigación arrancó hace semanas a raíz de la alerta de vecinos de la localidad, que escuchaban entre las dos y tres de la mañana las detonaciones. Las pesquisas de los agentes permitieron identificar a cuatro menores como presuntos responsables de las explosiones. Uno de ellos, de hecho, tenía seccionado un dedo a causa de un accidente mientras manipulaba material pirotécnico.

Días después de esta identificación, se volvieron a registrar explosiones y, después de un seguimiento policial, los efectivos localizaron la vivienda de donde extraían el material, que estaba abandonada.

Tras pedir permiso a los propietarios del inmueble para acceder al mismo, la Policía Local encontró los artefactos: cohetes, carcasas y petardos que los investigadores han relacionado con una empresa pirotécnica de una localidad vecina a Paiporta que había denunciado un robo recientemente.

Las fuerzas de seguridad han puesto las diligencias practicadas en conocimiento de la Guardia Civil para que informe al juzgado pertinente y retire y custodie el material explosivo.

La concejala de Policía de Paiporta, Beatriz Jiménez, ha felicitado a los agentes y al nuevo intendente por esta operación, al tiempo que ha subrayado la "gravedad de estos hechos y la peligrosidad de almacenar tal cantidad de material explosivo e inflamable en una vivienda, así como las molestias y la alarma que causaban al vecindario de Paiporta en horas de descanso".

Contador