Cultura.-Arqueólogos ejemplificarán los cambios agrarios romanos con villas próximas al poblado ibero-romano La Carència

Publicado 02/08/2014 13:51:40CET
Trabajos en el Garroferal
DIPUTACIÓN DE VALENCIA

VALENCIA, 2 Ago. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de arqueólogos, financiado por el Área de Cultura de la Diputación de Valencia, ejemplificarán los cambios agrarios romanos con las excavaciones en dos villas romanas próximas al poblado ibero-romano 'La Carència' de Turís.

En un comunicado, la Diputación de Valencia ha informado que las excavaciones, que ya han iniciado, están bajo la dirección de Rosa Albiach Descals, experta en cultura romana del Servicio de Investigación Prehistórica (SIP), y de Hèctor A. Orengo, del Departamento de Arqueología de la Universidad de Notthingham.

Durante 18 días realizarán sondeos en las villas conocidas como 'El Garroferal de la Blanca' y 'L'Albaina' para delimitar y definir las áreas de producción y su cronología e investigar los tipos y metodología de las estructuras agrarias de producción y almacenamiento innovadas por los romanos, que supusieron un importante cambio respecto al modelo utilizado por los íberos.

Según Albiach, este año han desplazado la intervención sobre el oppidum central, La Carència, declarado BIC en 2008, para centrarnos en las villas cercanas que "nos podrán aportar información relevante y paradigmática sobre los nuevos patrones de asentamiento romanos que optan por una agricultura de explotación intensiva utilizando dinámicas fluviales estacionales y también con la desecación de áreas húmedas de gran potencial agrario".

Esta innovación supone un "gran cambio" sobre el modelo agrario empleado por los iberos "quienes optaron por un patrón de agricultura de secano", ha explicado Albiach.

SISTEMAS DE IRRIGACIÓN, ABONOS Y DESVIACIONES DE AGUAS

Entre los objetivos de la intervención destaca, también, la definición de los tipos de cultivos desarrollados y de las especies cultivadas, además, de investigar el posible uso de sistemas de irrigación y de abonos para incrementar la producción agraria.

La metodología a seguir seguirá cuatro pasos. En primer lugar procederán a realizar una prospección sistemática intensiva alrededor del área de inundación del río Magro a su paso por el territorio de La Carència para definir toda el área de uso de cultivos intensivos relacionados con las dinámicas fluviales y el posible uso de desviaciones de aguas.

El siguiente paso será la excavación de trincheras arqueológicas en los yacimientos más adecuados para la investigación del uso agrario de esta área con una doble función, documentar la tipología de explotación y almacenamiento agrario y recuperar restos orgánicos y muestras de suelo para realizar análisis geoarqueológicos y arqueobotánicos.

Los análisis arqueobotánicos derivararán en el estudio de isótopos y, por último se procederá a la datación de materiales orgánicos bien estratificados para desarrollar una cronología de alta resolución de la ocupación y explotación del área.

EXPERTOS E INVESTIGADORES DE EUROPA Y AMÉRICA

Asimismo, participan en la investigación Esperança Huguet, experta en cerámica, Alexandra Livarda de la Universidad de Nottingham y especialista en arqueobotánica e isótopos, Ana Ejarque de la School of Earth Sciencie and Environmental Sustainability de la Northern Arizona University que analizará residuos y microrestos policlínicos junto con Anna Gutiérrez del Institut de Recherche sur les Archéomatérieux de Bordeaux 3. La micromorfología de suelos será tutelada por Tània Polonio del Institu Català d'Arqueologia Clàssica.