La Diputación aprueba sus ayudas para los poblados íberos La Bastida de les Alcusses y El Puntal dels Llops

Poblado íbero
DIPUTACIÓN DE VALENCIA
Publicado 22/01/2014 10:38:02CET

VALENCIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Valencia ha aprobado las subvenciones destinadas a los ayuntamientos de Moixent y Olocau con las que contribuir al mantenimiento y gestión de los poblados íberos de La Bastida de les Alcusses y El Puntal dels Llops, según ha informado este miércoles la corporación provincial en un comunicado.

Estos consistorios recibirán 55.245 euros y 30.030 euros, respectivamente, para garantizar la puesta en valor de estos yacimientos y sus diferentes servicios didácticos. Ambos poblados forman parte de la 'Ruta dels Ibers', un proyecto de turismo cultural en territorios de interior impulsado por la Diputación de Valencia.

La diputada de Cultura en esta institución, María Jesús Puchalt, ha explicado que con estas ayudas se contribuye "a la conservación y difusión de importantísimos enclaves ibéricos que, aún hoy, siguen aportando datos muy valiosos sobre los usos y costumbres de los primeros pobladores de estas tierras".

Así, el Ayuntamiento de Moixent, como propietario del terreno de La Umbría donde se encuentra el yacimiento de la Bastida de les Alcusses, constata con esta nueva ayuda provincial la renovación del compromiso de la Diputación para seguir con la investigación, divulgación y mantenimiento del área didáctica experimental que funciona desde el año 2010, ha precisado la corporación provincial.

En esta línea, ha apuntado que su Museo de Prehistoria lleva a cabo desde 1990 un importante proyecto de investigación y difusión de la Bastida mediante el área didáctica, un taller para escolares y la recreación de una vivienda ibérica equipada. El Ayuntamiento de Moixent, por su parte, se encarga de la limpieza de la zona, vigilancia y la contratación de dos guías para las visitas al poblado íbero.

Este poblado cuenta con una vivienda íbera reconstruida a escala natural mediante las técnicas y materiales ibéricos, de modo que el visitante puede apreciar cómo estaban construidas estas casas y puede conocer los objetos y las actividades características de las personas que allí vivieron hace más de dos milenios.

Además, el Museo de Prehistoria de Valencia exhibe en las salas dedicadas a la cultura íbera una selección de los mejores objetos encontrados en la Bastida, entre los que se encuentran el emblemático Guerrer de Moixent, las planchas de plomo escritas en lengua íbera, cerámicas, adornos personales, armas y una excelente colección de instrumentos artesanales y herramientas agrícolas de hierro.

Por otro lado, el Puntal dels Llops, en Olocau, es un fortín de defensa y control del territorio edetano cuya capital se localiza en el Tossal de Sant Miquel de Llíria. Este yacimiento, objeto de estudios y atención desde su excavación, fue el primer enclave ibérico consolidado en la Comunitat Valenciana, a finales de los años 80.

Puchalt ha señalado que la Diputación de Valencia, "siguiendo el exitoso modelo de gestión establecido con Moixent para la gestión de las visitas en la Bastida de les Alcusses y en su compromiso de conservación y difusión del patrimonio cultural, ha impulsado también la gestión de las visitas guiadas al yacimiento".