Las empresas editoras de la Comunitat suponen el 1,3% de la producción nacional

Paradas Y Libros Por Sant Jordi
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2012 19:16:02 CET

MADRID/VALENCIA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las empresas editoras de al Comunitat Valenciana representan el 1,3% de la producción nacional, una cifra idéntica a la de Castilla y León. Las empresas asociadas a los gremios de Cataluña y Madrid mantiene su enorme ventaja respecto al resto, con el 48,16% y el 44,4%, respectivamente. A estas comunidades les siguen Euskadi (2,3%), Andalucía (1,8%), Comunitat Valenciana y Castilla y León. Por detrás, Galicia acumula el 1%.

Así figura en el 'Estudio de Comercio Interior del Libro en España en 2011' de la Federación de Gremios de Editores de España, que también revela que en 2011 se ha producido un aumento de la producción de títulos editados en castellano (3,5%), en euskera (1,4%) y en valenciano (8,5%), mientras que en el caso de catalán y gallego se ha registrado un descenso del número de títulos editados del 6,7% y del 10,2% respectivamente.

La edición en lenguas autonómicas consideradas por la Federación --catalán, euskera, gallego, valenciano y otras-- se produce principalmente en los gremios de las Comunidades en donde se hablan cada una de ellas. Así, en 2010, el 77,5% de los títulos en catalán procede de las editoriales asociadas al Gremi d'Editors de Catalunya; el 74,0% de los títulos en euskera, de las editoriales agrupadas en la Euskadiko Editoreen Elkartea, y el 70,6% de los títulos en gallego, de las editoriales de la Asociación Galega de Editores.

En el ámbito nacional, la venta de libros en el mercado interior sigue cayendo. Mientras en 2011 se facturó 2.772,34 millones de euros, lo que supone un descenso del 4,1 con respecto al año anterior, en el primer semestre de 2012 la caída ya se acerca al 10%, según ha anunciado este martes el presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, Javier Cortes, durante la presentación del Estudio de Comercio Interior y Exterior del Libro en España.

Este descenso de la facturación viene motivado por la crisis, la implantación del mundo digital y la "mentalidad de la cultura de todo gratis", según ha explicado Cortes, durante la presentación del estudio.

Para aliviar esta caída, Cortés reclama de manera "urgente" una nueva ley de propiedad intelectual y una nueva fiscalidad (IVA) del libro en todos sus formatos. "Subir el IVA de los libros, castigaría más al sector. Económicamente es una medida poco rentable y no se justifica desde ningún punto de vista", ha denunciado el presidente de la FGEE.

En cuanto a los primeros efectos de la Ley Sinde en el cierre de páginas webs, Cortes ha señalado que estas medidas "llegan tarde". "Hemos pasado de la impunidad más absoluta a que exista un guardia de circulación", alega Cortés.

El más afectado por esta caída en el sector editorial es el libro de ficción para adultos y los responsables de la FGEE no descartan que en 2012 puedan cerrar algunas editoriales, grande y pequeñas, por culpa de estas cifras.

Preguntado por los contactos con el Gobierno para solventar los problemas del sector del Libro, los editores afirman que ya han mantenido algún encuentro con el Secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, pero precisan que todavía no han tenido "ningún avance" al respecto.

COMERCIO EXTERIOR SALVA AL SECTOR

No obstante, el sector exterior del libro español continúa recuperando la senda de crecimiento y arroja datos positivos. Así durante 2011, las exportaciones del sector del libro español (que incluye a los sectores editorial y gráfico) alcanzaron los 482,44 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,38% respecto al ejercicio 2010 (670,59 millones de dólares). Las importaciones del sector del libro ascendieron a 220,17 millones de euros.

Por lo que la aportación positiva a la balanza comercial española del sector del libro fue de 262,31 millones de euros frente a los 233,21 millones registrados en 2010, lo que supone un incremento del 11%.

La Unión Europea continúa siendo el principal destino de las exportaciones españolas del sector con 304,90 millones de euros, con un incremento del 13,28%. Dentro de Europa, Francia y Reino Unido ocupan los primeros puestos de la exportación del sector, con 108,3 y 81,9 millones de euros de facturación respectivamente.

América se mantiene como segundo destino de las ventas al exterior del sector del libro con 167,97 millones de euros, a pesar de reducirse un 4,77% con respecto a 2010. Hay que señalar que las exportaciones a América son, fundamentalmente, libros. En Europa, hay una participación mayoritaria de los fascículos.

México, Argentina y Chile son los países de América en los que las empresas españolas vendieron más. Si bien en el primero se ha registrado una ligera caída con respecto a 2010. En México, las empresas vendieron 47,21 millones de euros frente a los 47,76 del año anterior. Por su parte, en Argentina se facturó un total de 28,16 millones de euros frente a los 24,73 de 2010, si bien el cierre, en el mes de septiembre, de la Aduana ha impedido una progresión mayor de la actividad exportadora.

MÁS LIBROS ELECTRÓNICOS PERO FACTURACIÓN REDUCIDA

En cuanto a la incidencia del libro electrónico en la facturación del sector del libro en España sigue siendo muy reducida. En 2011, las ventas de títulos en formato digital alcanzaron los 72,60 millones de euros, lo que representa un 3% más que en el año 2010. El incremento con respecto a 2009, primer año en el que se incluyó los libros digitales en este estudio, ha sido del 41,6%. Esta cifra de facturación representa el 2,8% de la facturación total del sector.

No obstante, desde FGEE precisan que las editoriales españolas han realizado un "importante esfuerzo" para ampliar de manera considerable su oferta de títulos en este formato. De hecho, durante el año 2011, el número de títulos digitales editados ascendió a 40.328, un 243,3% más que en el año 2010 (576,6% más con respecto a 2009). Asimismo, se digitalizaron 81.170 obras de fondo de catálogo.

Por materias, los libros y bases de datos jurídicas suponen el 52,9% de la facturación (38,406 millones de euros), mientras que los libros de Literatura y Literatura Infantil y Juvenil representan ya el 18,8% de la facturación (13.602 millones de euros).

Respecto a la facturación de los libros en formato bolsillo ha aumentado un 4,8% con respecto a 2010, hasta situarse en los 185,13 millones de euros. El número de títulos editados se ha reducido en un 10,4%, hasta alcanzar los 5.376, al contrario que el número de ejemplares editados, que se incrementa en un 9,5% (35,72 millones de euros).