Actualizado 23/09/2015 17:28 CET

Estafan a una familia de 27 miembros en la contratación de un crucero

   VALENCIA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer de 50 años como presunta autora de un delito de estafa a una familia de 27 miembros. La arrestada se quedó presuntamente con el dinero del coste de un crucero cuya contratación le habían encargado, según ha informado Jefatura en un comunicado.

   Por otro hecho diferente, la Policía también ha detenido a un hombre de 42 años por un posible delito de estafa debido a que se apoderó de 20.750 euros de su víctima, a la que prometió un falso puesto de trabajo.

   Las investigaciones sobre la presunta estafadora del crucero se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento de la denuncia de una persona que, junto al resto de su familia, se había quedado sin embarcar en el crucero que habían contratado.

   Durante las investigaciones, los agentes averiguaron que en el mes de julio una mujer había contratado un crucero para toda su familia de 27 miembros en una agencia de viajes del distrito de Marítim de Valencia. La persona que contrató el viaje, realizó dos primeros pagos de unos 2.000 euros y un tercer pago con el que acababa de pagar todos los pasajes, con lo que el precio total de la contratación del viaje ascendía a 22.190 euros.

   Los efectivos descubrieron que la agente de viajes nunca formalizó con la compañía del crucero la reserva, por lo que la familia no pudo embarcar ni disfrutar de sus vacaciones ya pagadas. Los policías identificaron a la agente de viajes y la detuvieron como presunto autora de un delito de estafa.

FALSO JEFE DEL PUERTO DE VALENCIA

   La otra detención se produjo el pasado viernes sobre unos hechos que ocurrieron en mayo de 2012, cuando un joven recibió la proposición de trabajar en el puerto por parte de un hombre que dijo ser jefe de los estibadores del Puerto de Valencia. Para ello, al joven le dijeron que debía sacarse unos carnés, certificados y permisos necesarios para acceder a la zona portuaria, que le iban a costar una cantidad de dinero pero que una vez tuviera su puesto de trabajo se le reintegraría.

   Los policías averiguaron que bajo este pretexto, el joven habría pagado al sospechoso 20.750 euros y que nunca había realizado curso ni formación para obtener ningún carné o permiso. Los agentes averiguaron la identidad del sospechoso y que ni era ningún jefe ni había trabajado en el puerto, por lo que fue localizado y detenido como presunto autor de un delito de estafa.

   Los agentes continúan con las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos, ya que consideran que podrían existir más víctimas. El hombre contaba con antecedentes policiales relacionados con hechos similares y ambos detenidos han pasado a disposición judicial.