Economistas opinan que se acentúa el cambio de tendencia y por primera vez ven a la Comunitat igual que hace un año

Actualizado 13/03/2014 14:23:42 CET
Actualizado 13/03/2014 14:23:42 CET

Economistas opinan que se acentúa el cambio de tendencia y por primera vez ven a la Comunitat igual que hace un año

Economía española se acerca al aprobado en seis meses

Presentación informe de economistas
Foto: EUROPA PRESS

Valoran que "la hoja de ruta planteada se está abordando" y abogan por enfocar la reforma fiscal a luchar contra el fraude y dar estabilidad

   VALENCIA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -  

   Los economistas de la Comunitat Valenciana opinan que "se acentúa el cambio de tendencia" que apuntaron en diciembre, con mejorías tanto en la economía española como en la autonómica por encima de sus previsiones y, por primera vez, se imponen quienes consideran que la economía de la Comunitat está igual que hace un año y le dan una puntuación superior al 3 (3,13), lo que no sucedía desde junio de 2011.

   De cara a los próximos seis meses, sitúan a la economía española cerca del aprobado, con un 4,45, mientras que otorgan a la valenciana una puntuación de 3,54 sobre diez.

   "La economía valenciana y la española van a mejor y, por primera vez, empiezan a obtener notas más cercanas al aprobado", ha subrayado el decano de Castellón y presidente del Consejo de Colegios de Economistas de la Comunitat Valenciana, Jaime Querol, en la presentación en rueda de prensa de una edición especial de su encuesta realizada a 837 profesionales a lo largo del mes de febrero a con motivo del certamen Forinvest, que se celebra hasta este viernes en Feria Valencia.

   Los resultados "confirman el cambio de tendencia hacia un optimismo moderado" y, según el decano de Alicante, Francisco Menargues, "las cifras siguen siendo negativas pero mejora sensiblemente la percepción de la economía, aunque lejos todavia del aprobado", con puntuaciones del 3,95 para España --frente al 3,87 de diciembre y 3,42 de junio-- y del 3,13 para la Comunitat --frente al 2,96 de diciembre y 2,65 de junio--.

   En concreto, el 45,64 por ciento de los encuestados opina que la economía valenciana está igual que hace un año, once puntos más que en diciembre y por delante del 44,21 que la consideran peor -en diciembre, este dato era del 55,98% y alcanzaba el 91,47% un año antes--. Un 9,32 por ciento estima que ha mejorado, dato que superó el 2,5 por ciento por primera vez en la encuesta anterior de diciembre.

   En cuanto a su situación personal, el porcentaje de quienes afirman estar mejor cae del 12,08 por ciento de diciembre al 10,75 por ciento -11,4% en Valencia, 10,9% en Alicante y 6,12% en Castellón--, aumenta hasta el 49,94 por ciento que se ve en una situación similar y desciende hasta el 38,47 por ciento el porcentaje de colegiados que se considera, apartado en el que "se mantiene una reducción progresiva", de cuatro puntos respecto a diciembre de 2013, 19 respecto a junio y 27 respecto a diciembre de 2012.

   Menargues ha valorado la evolución de esa percepción, en todos los sectores excepto entre los parados, con la misma tendencia de mayor optimismo entre los colegiados valencianos y menor entre los castellonenses y subraya que "se confirma la tendencia de que se frena el deterioro y se produce un estancamiento de la situación personal de los colegiados, más que una recuperación general".

   El paro se mantiene como el problema que más preocupa a los economistas (83,39% frente al 83,62% de la encuesta de diciembre), seguido de la evolución de la demanda (67,86% frente a 70,96%) y la inadecuada dimensión y estructura de la empresa (46,59% frente a 45,88%).

   En esta ocasión, la encuesta incorpora cinco cuestiones sobre financiación y fiscalidad, como la incidencia de varios factores en las dificultades de financiación de las empresas en el último año, entre los que sitúan en primer lugar la carga o esfuerzo que deben realizar las propias empresas para obtener financiación, por delante del coste que deben asumir las empresas y de la disposición de los bancos para facilitar financiación, otras condiciones, ratio entre deuda y cifra de negocios y situación financiera de las empresas.

AVALES INSUFICIENTES Y CONDICIONES NO ACEPTABLES    Como principales barreras de acceso a la financiación empresarial, de las seis razones esgrimidas por las entidades financieras, la respuesta más votada es la insuficiencia de avales o garantías (465), seguida de la baja calificación de la solvencia financiera (404), exceso de deudas o préstamos en vigor de las empresas (372), la falta de capital propio (345) y, a mayor distancia, la ausencia de un argumento proporcionado por parte de la entidad financiera y el excesivo riesgo de un proyecto y sus insuficientes garantías de éxito.

   Entre las razones aducidas por las mercantiles, un 55 por ciento de los encuestados señala que las condiciones del préstamo no resultan aceptables, hasta situar este argumento como el segundo más votado en total (461), y un 12,72 por ciento constata que los tipos de intereses ofrecidos son demasiado altos (374).

   El decano de Valencia, Juan Manuel Pérez, ha informado de que casi dos tercios de los colegiados consultados consideran que el panorama financiero es peor tras la "práctica desaparición del sistema financiero valenciano" (37,63%) o mucho peor (25,69%), mientras que un 26,12 por ciento responde que no ha variado sustancialmente y menos de un 10 por ciento opina que ha favorecido a las empresas.

MANTENIMIENTO DE CENTROS DE DECISIÓN EN VALENCIA Y ALICANTE

   En esta ocasión, el pesimismo se acrecienta igualmente en Castellón, a juicio de Pérez, básicamente por el mantenimiento de centros de decisión de Bankia en Valencia y de Sabadell CAM en Alicante, mientras que Querol achaca ese mayor escepticismo a la menor diversificación por sectores en esta provincia.

   En cuanto a alternativas de financiación para pymes, se imponen los préstamos directos de organismos públicos como el Instituto de Crédito Oficial (ICO), muy por delante de business angels o crowdfunding, préstamos participativos, SGR, cooperativas de crédito, subvenciones y entidades de capital riesgo.

   En cuanto a la reforma fiscal, la mayoría responde que "tiene que estar fundamentalmente encaminada a luchar contra el fraude, que se percibe como uno de los principales problemas del sistema tributario", seguida de la necesidad de "dotar de seguridad y estabilidad jurídica al sistema", al considerar que "es un freno a la actividad cuando se ve sometido a continuos cambios y vaivenes", y de la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social y del tipo impositivo de IRPF para facilitar la actividad empresarial.

   Preguntados por las medidas adoptadas a nivel estatal y autonómico, el decano de Valencia remarca que "el programa que desde hace años se decía que había que hacer, se está realizando", con las reformas del sistema financiero, de la administración y fiscal. "El cómo se hace es importante pero, al menos, la hoja de ruta que planteamos se está abordando", ha sentenciado.

   En concreto, han aplaudido la coincidencia entre las propuestas reflejadas en la encuesta realizada en febrero y los pasos dados por el Ejecutivo estatal con la reducción de cotizaciones sociales, la tarifa plana para determinadas contrataciones y la posibilidad de capitalizar parte de la deuda de empresas.

"LAS ADMINISTRACIONES TIENEN QUE AJUSTAR MUCHO SUS GASTOS"

   Querol matiza, no obstante, que "si reducimos impuestos, dado que el sistema de bienestar exige una contribución importante de impuestos, se trataría de obtener más PIB" y, hasta poder hacerlo, habría "un plazo intermedio donde las administraciones tienen que ir ajustando y midiendo mucho sus gastos para acomodar la recaudación por tributos a la evolución de la economía".

   A su vez, el decano de Alicante ha apuntado que "las últimas medidas en materia fiscal de la Conselleria no van en el mismo sentido que las de la administración central", ya que "se ha subido el tipo medio del tramo de renta, también el tipo impositivo para transmisiones de bienes muebles e inmuebles y se han reducido reducciones en impuesto de sucesiones y donaciones".