Actualizado 01/12/2015 15:09 CET

El exalcalde de Piles acusado de falsedad en ayudas de Diputación dice que solo se fijó en el dinero sin ver el convenio

El secretario interventor de Piles (izq) y el exalcalde (dcha)
EUROPA PRESS

   El secretario interventor del Ayuntamiento afirma que cuando leyó el convenio pensó: "¡Qué burros son los de la Diputación!"

   VALENCIA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El exalcalde de Piles (Valencia) Vicente Salvador Císcar, acusado de un delito de falsedad en documento oficial, ha defendido en la Audiencia de Valencia que no se leyó el convenio que firmó con la Diputación de Valencia para recibir unas ayudas por unas obras ya ejecutadas en su municipio y que solo se fijó en la cantidad concedida: "Lo que vi fueron los 430.000 euros de subvención al ayuntamiento y todos más contentos que unas pascuas porque después de muchos años habíamos conseguido financiación".

   El ex primer edil se enfrenta a una pena de cinco años de prisión y de seis de inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas --tal y como le reclama el ministerio fiscal-- por un delito de falsedad en documento oficial. Así mismo, en el banquillo de los acusados se ha sentado el secretario interventor del consistorio, a quien solo acusa la acusación particular --representa al denunciante, un exconcejal de Coalició Valenciana--.

   El exalcalde está acusado de permitir y firmar un convenio con la corporación provincial en el año 2007 --cuando este organismo estaba dirigido por Fernando Giner-- para obtener financiación --430.000 euros-- para la construcción de un puente y de la circunvalación de acceso desde el sur a la playa de Piles. Tal y como se indicaba en el convenio firmado, las obras eran a futuro aunque, sin embargo, ya se habían adjudicado, ejecutado y recepcionado años atrás. El fiscal entiende que Císcar era "plenamente consciente" de la falsedad.

   En concreto, las obras del convenio se habían aprobado en un pleno en enero de 2003, se habían adjudicado en marzo del mismo ejercicio y en diciembre de 2006 se firmó el acta de recepción de la infraestructura 'Urbanización del suelo urbanizable residencial Piles Poble'. El convenio se firmó en 2007 y en febrero de 2009 la Diputación lo dejó en suspenso al percatarse de que las obras ya se habían ejecutado previamente.

   Císcar, alcalde de Piles desde 1999 hasta 2011, ha explicado que firmó este convenio "singular" tras autorizarse en el pleno. El objeto del mismo, tal y como ha reconocido, era subvencionar las obras de acceso a la playa, y para ello comenzó a tener conversaciones con Fernando Giner antes de empezar el proyecto, en el año 2002. Ha expuesto que fue la Diputación de Valencia la que se encargó de elaborar el convenio y, para ello, desde el consistorio ha afirmado que se les mandó documentación sobre las obras, y en la misma se hacía constar que ya estaban adjudicadas y ejecutadas. Pese a ello, en el convenio se indicó que se trataban de obras futuras.

   Preguntado entonces por qué firmó el convenio pese a que no se ajustaba a la realidad, Císcar ha afirmado que porque no lo leyó: "Era una especie de protocolaridad, hacerte la foto y ya está. No leí nada (...) Lo que vi fueron los 430.000 euros de subvención al ayuntamiento y todos más contentos que unas pascuas porque después de muchos años habíamos conseguido financiación".

FUE "DESAFORTUNADO"

   Císcar ha explicado que insistió en la ayuda después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) obligara al consistorio a devolver a los vecinos lo que habían pagado por las obras --se cobró unas tasas únicamente a vecinos de la zona-- y a cargarlas al erario público.

   Con todo, el ex primer edil, quien ha informado de que se dedica a la docencia, ha reconocido que el convenio firmado fue "desafortunado", pero ha insistido en que lo hizo la Diputación de Valencia. "Hicimos constar antes de la firma del convenio que las obras estaban incluidas en el proyecto de urbanización y que ya se habían adjudicado", ha repetido, al tiempo que ha indicado: "En ningún momento ningún técnico admitió nada. Si venía así la Diputación es porque se tendría que hacer así".

   Por su parte, el secretario interventor del Ayuntamiento de Piles, quien ocupa este cargo desde el año 1991, ha expuesto que este convenio "se trató en diferentes plenos reiteradamente" y se establecía la necesidad de buscar financiación de otros organismos. "En el convenio falló la Diputación, no el Ayuntamiento", ha agregado.

   Ha afirmado que cuando leyó el convenio, pensó: "¡Qué burros son los de la Diputación!". Entonces, preguntado por qué no alertó al alcalde o a los servicios del consistorio, ha respondido que no tenía obligación de hacer ningún tipo de informe si no se lo solicitaban. "No sé lo que hace la Diputación. Pensaba que era el modelo que gastaba siempre la Diputación", ha dicho, y ha añadido: "En ningún momento pensé que se estaba cometiendo una ilegalidad o falsedad. No pensé en ponerlo en conocimiento".

GINER Y RUS

   En el juicio han testificado dos expresidentes de la Diputación de Valencia: Fernando Giner y Alfonso Rus. El primero, que fue quien firmó el convenio con el exalcalde, ha explicado que Císcar le pidió ayuda para las obras y ha indicado que este tipo de subvenciones "normalmente" se dan para obras a futuro.

   Giner ha afirmado que "jamás" tuvo conocimiento de que las obras subvencionadas a Piles se habían ejecutado antes de firmar el convenio, y ha explicado que se enteró a través de los medios de comunicación. Cuando lo leyó, llamó a Císcar y le preguntó, y entonces éste le confirmó que la mayoría ya estaban realizadas.

   Por su parte, Rus ha indicado que él desconoce el convenio que se firmó, y cuando le llamaron a testificar pidió un informe a la corporación provincial y vio que se había anulado porque las obras de Piles ya se habían hecho. También ha agregado: "Normalmente los técnicos informan y dicen lo que se paga, no lo dice el político".