El Jaume I de Investigación Médica lamenta que los recortes "se lleven por delante la ciencia" en un país "capaz"

Publicado 07/06/2016 20:02:32CET
El catedrático ha sido premiado por una investigación sobre el genoma de linfoma
UNIVERSIDAD DE BARCELONA

VALENCIA, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Anatomía Patológica en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, Elías Campo, ha señalado este martes tras recibir el Premio Rey Jaume I de Investigación Médica que la ciencia en España atraviesa una época "extraordinariamente difícil" en la que "los recortes se la llevan por delante". Sin embargo, ha insistido en que "tenemos capacidad" y que los jóvenes españoles "tienen una formación excelente y consiguen buenas posiciones en el extranjero".

El también director de Investigación e Innovación y Jefe de la Unidad de Hematopalogía en el Hospital Clínic de Barcelona se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a Europa Press, en el descanso de una reunión de trabajo en California (EEUU) sobre cáncer linfático.

Precisamente sobre esta enfermedad versa el trabajo por el que ha sido distinguido por el jurado de los galardones, una investigación realizada durante los últimos ocho años centrada en el genoma de la leucemia.

En este tiempo, a causa de la crisis económica, Elías Campo ha señalado que España "está pasando un momento complicado por la tremenda disminución de los recursos invertidos en ciencia". Ha resaltado que ésta "impacta especialmente en grupos jóvenes" de investigación y que también "debilita a muchos de gran tamaño".

"Los recortes dejan sin capacidad: se llevan por delante las áreas que los políticos consideran como menos importantes para la sociedad, como la educación, la sanidad o la ciencia", ha manifestado.

A pesar de ello, el investigador ha insistido en que en España "tenemos un nivel alto de ciencia" y que los científicos patrios "son reconocidos internacionalmente y están en muchos grupos de trabajo a nivel mundial".

Preguntado por si cree que la situación mejorará tras las elecciones generales del 26 de junio, ha indicado que "eso es lo que esperan todos los científicos". "Pero pertenecemos a la cofradía de santo Tomás: solo creemos en lo que tenemos delante", ha bromeado.

EMIGRAR "ES POSITIVO SI ES POR VOLUNTAD"

Sobre la formación científica en España, el Jaume I de Investigación Médica ha asegurado que "es extraordinariamente buena" y que "muchos de nuestros investigadores y jóvenes estudiantes consiguen posiciones en el extranjero para realizar sus doctorados".

"El salir y moverse es extraordinariamente positivo y debe formar parte de la vida de cualquier persona, más todavía en el campo de la investigación y el conocimiento", ha defendido, si bien ha remarcado que "otra cosa es si lo hacen por voluntad o porque no tienen remedio". En su caso, ha indicado que conoce a "muchos que lo hacen por pura necesidad y no porque en España no tengamos capacidad".

"HEMOS ARAÑADO LA SUPERFICIE"

Elías Campo ha recibido el Premio Jaume I por su trabajo codirigido con el profesor Carlos López de la Universidad de Oviedo sobre el genoma de la leucemia, una investigación en la que han participado hasta 16 instituciones a nivel nacional y que, como ha resaltado, "ha generado tal cantidad de información que ha cambiado la forma de entender la enfermedad".

No obstante, ha indicado que "por supuesto, queda margen" de investigación en este campo y que, en su trabajo, "solo se ha arañado la superficie de un gran universo de conocimiento". A partir de ahora, su intención es ampliar el proyecto a su aplicación práctica en hospitales, dado que la colaboración finaliza el 31 de diciembre de este año. "De alguna manera lo continuaremos", ha aseverado.

Por este trabajo ha recibido varios premios en los dos últimos años además de los Jaume I, que recibe "con gran satsfacción" y ha sostenido que es un galardón que "sí y no" esperaba recibir. Cree que son distinciones "importantes" por la "valor social de creación de conocimiento de la investigación que se realiza en España".

"Que se difundan los trabajos es muy positivo para crear un estado de opinión y la necesidad de invertir en este tipo de estudios", ha reivindicado Campo.

El mismo día que ha sido premiado, el catedrático de la Universidad de Barcelona ha participado en una sesión de trabajo del International Linfoma Study Group en California, en relación a sus últimos estudios sobre linfomas y leucemias. Se trata de un grupo de investigadores que se reúnen anualmente desde los años 90 para compartir trabajos no publicados.

Entre los estudios del anatomopatólogo figura la clasificación de distintos tipos de leucemia, una labor que "ha diversificado los tratamientos mejorando la supervivencia de algunos de los grupos" y "ha disminuido los efectos secundarios" de los tratamientos, según la Universidad de Barcelona.