La mayoría de valencianos mantendría el voto en las autonómicas y valora el primer Botànic como "regular", según el CIS

Publicado 12/09/2019 15:03:25CET
Mónica Oltra, Ximo Puig y Rubén Martínez Dalmau firman el Pacte del Botànic II
Mónica Oltra, Ximo Puig y Rubén Martínez Dalmau firman el Pacte del Botànic IIJOAQUÍN REINA - EUROPA PRESS - Archivo

   El 29% dijo que habría votado al PSOE en España, con un suspenso del 4,7 a Sánchez, en una encuesta antes de su investidura fallida

   VALÈNCIA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La mayoría de los ciudadanos de la Comunitat Valenciana (78,3 por ciento) mantendría su voto de las últimas elecciones autonómicas del 28 de abril si hubieran conocido el resultado de antemano, con la reedición del gobierno del Botànic entre PSPV y Compromís y la adhesión de Unides Podem. El 45,3% valora esta primera legislatura como "regular".

   Así lo recoge el sondeo postelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), presentado este miércoles y realizado antes de la investidura fallida del presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y dos meses después de las elecciones anticipadas en la Comunitat.

   Casi siete de cada diez valencianos decían tener claro a quién votar ese domingo, mientras que el 11,4% dudaron entre varias opciones. La mayoría de estos indecisos estaba entre las papeletas de PSOE y Ciudadanos (23,4%) y PP y Cs (16,2%).

   Si hubieran sabido de antemano el escenario que dejó el 28A, el 78,3% mantendría su voto exactamente igual, el 12,8% se habría abstenido o votado en blanco y solo el 2,3% habría cambiado de opción.

   Al explicar su voto, tres de cada diez valencianos sostenían que era la opción que mejor representaba, ligeramente por delante del 22,8% que la veía como la que mejor defendía su interés. El 9,4% lo hizo por el candidato, el 8,3% por la capacidad de gobernar, el 6,1% por la actuación política previa y solo el 5,7% para restar fuerzas a otro partido.

   De los que no votaron, el 29,1% afirmaba que "no sirve para nada" y el 26,2% mostraba "hartazgo de la política", por delante de los que no les "inspiraba confianza" ningún partido o candidato (19,8%). Si hubieran votado, aunque la mayoría lo habría hecho en blanco, el 9,6% se habría decantado por el PSOE, el 7,5% por Cs, el 6,7% por el PP y el 5,5% por Vox.

EL 40% LO TENÍA DECIDIDO

   Cuatro de cada diez valencianos que no votaron el 28A aseguraban que lo tenían decidido desde hacía "bastante tiempo", mientras que el 22,5% asegura que "nunca" participa en unas autonómicas. El 15,8% optó por no ir a las urnas antes de la campaña, el 10,5% tan solo unos días antes y el 7,4% se mantuvo indeciso hasta el día clave.

   En general, de cara al futuro, el 35,2% valoraba positivamente los resultados del 28A y el 25,6% negativamente. La mayoría siguió con "poco" (32%) o "bastante" (30,5%) interés la campaña electoral, frente al 27% que no le despertó ninguna reacción. En esas semanas previas, el 55,8% vio algún debate y solo el 11,3% asistió a un mitin. Las encuestas influyeron en "nada" al 65,3%, "poco" al 17% y "bastante" al 14,2%.

   Respecto a la valoración de la situación política, la mayoría de los valencianos la veía "mala" (39,1%) tras el 28A, por delante de "regular" (33,9%), "muy mala" (21,5%) y del escaso 3,8% que pensaba que era "buena".

   La política despertaba "desconfianza" para el 31,3%; "aburrimiento" para el 13,4%; "indiferencia" para el 12,6%; "compromiso" para el 12,2% y tanto "interés" como "irritación" para el 12,1%, respectivamente. Por su parte, la situación de la economía era "regular" para el 47,3% y "mala" para el 31,2%.

TAN ESPAÑOLES COMO VALENCIANOS

   A la hora de identificarse, seis de cada diez encuestados se mostraban "tan españoles como valencianos" y dos de cada diez se sentían "solo españoles". Se definían, en este orden, como socialistas, conservadores, progresistas y apolíticos, aunque solo el 7,5% reconocía estar afiliado a algún partido.

   En cuanto a la organización de España, el 41% de los valencianos pensaba que la mejor forma era la distribución actual en autonomías, frente al 24,3% que la suprimiría. El 30,9% auguraba que las diferencias entre comunidades se mantendrán igual en el futuro, mientras que el 33,7% que irían a más y el 9,5% que se reducirían.

PRIMER BOTÀNIC

   Tras cuatro años de gobierno del Botànic, con el socialista Ximo Puig al frente, el 45,3% valoraba la experiencia como "regular", el 25,5% como "buena" y el 16,2% "mala". Si hubiera habido otro partido o partidos en el Consell, el 35,2% pensaba que la situación sería "igual", el 21,8% "peor" y el 15,4% "mejor".

   Por áreas, los valencianos daban tras el 28A un "regular" a la mayoría de las acciones del ejecutivo que compartían desde 2015 PSPV y Compromís: educación, vivienda, seguridad, inmigración, medio ambiente, infraestructuras y políticas sociales. Solo las medidas de sanidad lograron una valoración "buena" de la mayoría, el 38,1%.

   De cara al futuro, con la reedición del Botànic II, la mayoría de votantes de la Comunitat Valenciana pensaba que el empleo debería ser el tema más (27%), por delante de la educación (22,5%), la sanidad (22,4%) o, más alejada, la inmigración (8,9%).

ESPAÑA

   En clave nacional, si se hubieran celebrado unas elecciones generales al día siguiente del sondeo -antes de la investidura fallida de Sánchez--, el 29% de los valencianos aseguraba que habría votado al PSOE, el 13,9% al PP, el 10,2% a Ciudadanos, el 8% a Unidas Podemos, el 5,2% a Compromís y el 4,6% a Vox.

   Eso sí, ante la pregunta de qué partido les despertaba más simpatía, la mayoría (43,7%) afirmaba que "ninguno". El 14,6% colocaba al PSOE como primera opción, el 5,9% al PP, el 3,8% tanto a Compromís como a Cs y el 1,4% a Podemos.

TODOS SUSPENDEN

   Todos los líderes nacionales lograban entonces una nota de menos de un 5 sobre 10 para los valencianos: del 4,7% de Pedro Sánchez (PSOE) al 3,9% de Albert Rivera (Cs), 3,7% de Alberto Garzón (Izquierda Unida), 3,6% de Pablo Casado (PP), 3,4% de Pablo Iglesias (Podemos) y 2,8% de Santiago Abascal (Vox).

Contador