#NohayderechoRibó: El PP inicia una campaña de denuncia de "puntos conflictivos" y acusa a Ribó de "abandonar" València

Luis Santamaría en su acto en Ciutat Vella
PP
Publicado 27/10/2018 13:01:54CET

VALÈNCIA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la gestora de Valencia ciudad, Luis Santamaría, ha comenzado este sábado la campaña #NohayderechoRibó que denuncia que "el alcalde ha abandonado a Valencia y la ha sumido en la degradación", al tiempo que ha denunciado que las quejas vecinales "van en aumento" y los problemas de "suciedad o incremento de la inseguridad ciudadana son intolerables".

Esta iniciativa permitirá, según ha indicado el PP en un comunicado, "desvelar durante las próximas semanas los principales puntos de conflictividad en Valpencia que se han detectado durante esta legislatura". El programa ha comenzado en la plaza Juan de Vilarrasa en el distrito de Ciutat Vella. Aquí, ha recordado Santamaría, "hay cada vez más problemas vinculados al tráfico de drogas y el ayuntamiento mira hacia otro lado dejando desamparados a los vecinos".

El dirigente también ha mostrado "preocupación" por "el aumento de la prostitución o el número creciente de personas en riesgo de pobreza que ha derivado en la presencia continua de personas sin techo y otras casuísticas de marginalidad que ocupan los parques y jardines de diferentes zonas de este distrito".

Algunos de los vecinos que han participado en el acto han censurado a Ribó porque "los padres ya no se atreven a llevar a sus hijos a estos sitios porque se han convertido en supermercados de la droga".

A la "falta de actuación" del equipo de gobierno local para solucionar estas cuestiones se suma, ha indicado el presidente de la gestora, "la ocupación ilegal de viviendas ante lo que el ayuntamiento está abdicando de sus responsabilidades". Ha denunciado que "los vecinos no deben pagar la incapacidad de Ribó" y por ello se ha comprometido a que "todos estos espacios ciudadanos estén limpios de jeringuillas, drogas y peleas y se conviertan en centros de reunión, de ocio y seguros".

DEGRADACIÓN DE CIUTAT VELLA

La degradación de Ciutat Vella es también "muy elevada" en materia de limpieza e higiene. "La suciedad y las plagas, como las ratas y cucarachas, se han apoderado de muchas de las calles de esta zona que alberga los principales monumentos históricos y que es un motor turístico de la ciudad".

"Desde el Partido Popular vamos a recuperar la convivencia, la limpieza, la seguridad, la fluidez del tráfico rodado que ahora mismo es un caos y atenderemos con los servicios sociales municipales a las personas que están en riesgo de marginalidad y que afecta ya al 30% de las familias: unas 211.000 personas de las que Ribó se ha olvidado por completo", ha manifestado.

Asimismo, ha asegurado que "aumentarán la presencia de policías de proximidad porque hacen falta 190 policías para llegar a la ratio por habitante que se encontró Ribó cuando llegó al Ayuntamiento". Las nuevas tecnologías "ayudarán también en la tarea de seguridad con la vigilancia a través de cámaras y drones".

Por último, ha defendido que el centro que se está construyendo en Guillem de Castro 38 "sirva para atender algunas de las demandas vecinales justificadas porque en el barrio no hay hogar del jubilado ni escoletes, ni atención geriátrica, pediátrica o instalaciones deportivas".