Publicado 06/03/2021 18:28CET

Obras Públicas finaliza el carril bici del Camí de la Pedrera en Picanya en el tramo sur del Anillo Verde Metropolitano

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, en su visita a Picanya (Valencia) este sábado
El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, en su visita a Picanya (Valencia) este sábado - GVA

VALÈNCIA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad ha concluido la ejecución de un carril bici sobre la CV-33 que da continuidad al itinerario ciclista paralelo al Camí de la Pedrera, en el término municipal de Picanya (Valencia).

El conseller Arcadi España, en su visita a esta localidad de l'Horta, ha puesto en valor que con estas obras, que han supuesto una inversión de 377.000 euros, "se avanza" en el Anillo Verde Metropolitano, un proyecto que "muestra el compromiso de la Generalitat con la movilidad sostenible y el respeto al medio ambiente".

"El Gobierno valenciano, además de favorecer la sostenibilidad en los desplazamientos, tiene como objetivos prioritarios en materia de movilidad la mejora de la seguridad vial de los itinerarios ciclistas y peatonales y la integración de los entornos urbanos en su confluencia con las carreteras", ha defendido.

En definitiva, ha apuntado, con el Anillo Verde "queremos que los vecinos y vecinas de las comarcas de l'Horta Nord y l'Horta Sud tengan a su alcance itinerarios alternativos seguros para sus desplazamientos diarios y también recorridos para disfrutar en su tiempo de ocio del patrimonio histórico, paisajístico y cultural de la Comunitat Valenciana".

Las actuaciones de mejora de la seguridad vial y de accesibilidad peatonal y ciclista son "especialmente relevantes" en los entornos urbanos, en las que deben convivir en condiciones de seguridad tanto los flujos motorizados como los no motorizados. En ocasiones, la presencia de infraestructuras lineales como las carreteras suponen barreras físicas que dificultan la conexión entre ambos márgenes de las mismas, ha puntualizado la Generalitat en un comunicado.

La CV-33 "suponía una barrera" para el carril bici que discurre a lo largo del Camí de la Pedrera, de modo que este itinerario ciclista quedaba interrumpido por la presencia de esta vía y la cruzaba mediante un paso superior en el que no había una zona destinada a tránsito ciclista.

El nuevo carril bici ejecutado dispone de una anchura de tres metros y el cruce sobre la CV-33 se ha realizado aprovechando el ancho de la estructura existente, donde se ha reducido la anchura destinada al tráfico de vehículos.

CORREDOR CIRCULAR

El Anillo Verde Metropolitano de Valencia es un corredor circular destinado a la movilidad sostenible no motorizada que atravesará las comarcas de l'Horta y será uno de los ejes "estructurantes" de la malla metropolitana, integrada por los carriles bici ya existentes, más las actuaciones que se desarrollen local y comarcalmente. Así, unirá municipios contiguos y permitirá recorridos de mayor longitud.

Además, esta infraestructura tiene como objetivo tanto "fomentar el uso de la bicicleta en desplazamientos cortos y medios para reducir el uso de los vehículos privados y contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efectos invernadero" como "cubrir la demanda creciente de vías para uso lúdico".

Con este corredor se busca disponer de una vía medioambientalmente integrada que aproxime a las personas usuarias --peatones y ciclistas-- a espacios naturales y culturales relevantes de la Comunitat como la huerta de Valencia, el parque natural de l'Albufera o el parque fluvial del Turia.

CONEXIÓN CICLOPEATONAL

Por otro lado, en los próximos meses está previsto que comiencen las obras de una conexión ciclopeatonal desde Picanya a las instalaciones de València Sud de FGV, un proyecto enmarcado en las obras de mejora de acceso al aparcamiento y las instalaciones de la empresa pública.

La Generalitat, a través de FGV, ha proyectado la ejecución de una rotonda que mejorará "sustancialmente" las condiciones de seguridad en el acceso y salida a las instalaciones de València Sud, sede de FGV. El acceso actual, desde la carretera CV-407, se realiza mediante una intersección en forma de 'T' de "cierta complejidad" que "genera en ocasiones situaciones de peligro y falta de fluidez" en la incorporación a la red viaria.

El actual vial, que discurre paralelo a la CV-407, se prolongará unos 500 metros, con un nueva glorieta en la intersección de la carretera CV-407 con el carrer Séquia Favara (Camí Faitanar) y Camí del Mal Pas. En el proyecto, además, se ha contemplado la conexión ciclopeatonal desde la estación de Paiporta de Metrovalencia y del municipio de Picanya con las instalaciones de València Sud.

El carril ciclopeatonal tiene unos seis metros de ancho y el vial principal de conexión con las instalaciones de FGV es de unos 520 metros con doble carril de tres a cuatro metros cada uno, variable y con arcén de medio metro a cada lado.