Actualizado 19/04/2012 18:15 CET

Plácido Domingo insta a buscar una solución en el Real porque "no hay nada más triste que un teatro cerrado"

Plácido Domingo Y Helga Schmidt
EUROPA PRESS

El artista dice que es "casi imposible" que un trabajador pague ahora una cantidad que pensó que no tenía que abonar

VALENCIA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El tenor Plácido Domingo ha instado a buscar "al nivel más alto" una solución del conflicto que enfrenta a la dirección y a los trabajadores del Teatro Real de Madrid porque "no hay nada mas triste que un teatro cerrado".

El artista ha realizado estas declaraciones en Valencia --donde se encuentra para presentar las representaciones en versión concierto de 'Le Cid' en el Palau de les Arts-- al ser preguntado por la posibilidad de que un posible paro de los trabajadores del Real afecte a las funciones de 'Cyrano de Bergerac'.

La polémica en torno a este asunto surgió al recibir el personal de la institución madrileña una carta de empresa en la que se les pedía con efecto retroactivo la devolución de un millón de euros --entre 3.000 y 6.000 euros cada trabajador-- al no haberse aplicado en su momento la bajada del 5 por ciento del salario a empleados públicos prevista en el Real Decreto 8/2010 de 24 de mayo.

Al respecto, el intérprete ha señalado que es "casi imposible que un trabajador que en un momento pensó que no tenía que pagar esa cantidad, de repente, la tenga que pagar, ya que el hecho es que no tiene de dónde hacerlo".

Por ello, ha recalcado que "hay que buscar una solución y esa solución, desde luego, está al nivel más alto". "Y no creo que sean los teatros, no sé si viene del Ministerio (de Cultura), si es algo a nivel local o nacional", ha precisado.

Para el cantante, "no hay nada más triste que un teatro cerrado, y que un teatro donde se han hecho los planes por años, tenga que cerrar e ir a la huelga" por lo que ha confiado en que la situación se supere y se llevan a cabo las funciones de 'Cyrano' o, en todo caso, si "desgraciadamente" se hiciera el paro, "que se vea cómo se puede acelerar para sea lo mínimo".

"DE LAS DOS PARTES"

El tenor --que ha reconocido que se trata de un tema "difícil"-- ha reiterado su esperanza de que no se llegue a la huelga y ha confesado que está "de las dos partes".

"Como director de teatro tengo siempre dificultades y entiendo los problemas de los artistas y de todos los trabajadores pero nunca he tenido ocasión de sentarme en la mesa para discutir condiciones con los sindicatos porque yo soy parte de ellos, del sindicato de cantantes, del sindicato de músicos... ser director de un teatro no me permite sentarme a discutir porque no puedo estar en una parte y en la otra", ha explicado.

"Lo que sí he llegado a hacer --ha proseguido--, tanto en Washington como en Los Ángeles, es hablar directamente con los sindicatos para decirles: 'yo estoy con vosotros, quiero que tengáis lo que merecéis, pero también os puedo decir que si vais demasiado lejos no se va a poder arreglar; vosotros mismos tenéis que ver qué es demasiado".

Domingo ha argumentado que el actual es "un momento de austeridad, en el que todos debemos de pensar en lo importante que es". "Pero también --ha matizado-- desde lo más alto hay que pensar en los trabajadores que viven al día, porque el trabajador vive de lo que percibe semanal o mensualmente".

CASO DE LES ARTS

Por su parte, la intendente del Palau de les Arts Reina Sofía, Helga Schmidt, ha hecho notar que en el coliseo valenciano se llevó a cabo un referéndum en el que la plantilla acordó una rebaja de entre el 2 y el 15 por ciento de los sueldos superiores a 26.000 euros para no tener que efectuar despidos.

"Hemos tenido la comprensión de la familia de esta casa, hemos hecho todos un sacrificio grande", ha dicho la responsable artística, que ha agregado que el Teatro Real "tiene un gran problema en este momento" que espera que se resuelva lo mejor posible.