Puig pide "máxima prudencia" a los ciudadanos ante la DANA y admite que están pasando "momentos de alta tensión"

Publicado 12/09/2019 13:57:31CET
LLuvias torrenciales en Ontinyent
LLuvias torrenciales en OntinyentAVAMET

VALÈNCIA, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha pedido "máxima prudencia" a los ciudadanos, sobre todo a los de las comarcas más afectadas, porque el episodio de lluvias provocado por la Depresión Atmosférica en Niveles Altos (DANA) "lejos de estar finalizado, puede tener pasadas las horas una retroalimentación", al tiempo que ha admitido que están pasando "momentos de alta tensión".

Así se ha pronunciado este jueves el 'president' en declaraciones a los medios de comunicación, momentos antes de participar en el acto de apertura del curso académico de las universidades públicas valencianas en la Universitat Politècnica de València (UPV).

Puig se ha solidarizado, en nombre de la Generalitat, con quienes están padeciendo "graves dificultades" por las lluvias y ha pedido "máxima prudencia" a la población, sobre todo en las comarcas más afectadas, y que "extremen la precaución". "Es fundamental que acabemos este episodio sin problemas de carácter personal, que es lo más importante", ha subrayado.

El 'president' ha destacado que están en "permanente contacto" con las autoridades locales y ha apuntado que ha hablado esta mañana con el alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, después de que el río Clariano se haya desbordado a su paso por esta localidad, lo que ha llevado a desalojar al vecindario de la calle Cantereria, así como con autoridades de otras comarcas afectadas.

"La Generalitat siempre estará al lado de las personas afectadas, de las comarcas y los equipamientos, para resolver la situación que se haya podido producir. Todas las personas tienen que ser conscientes de la situación, el 112 está a su disposición", ha detallado.

En este contexto, ha resaltado que ha habido un "aumento sustancial" de llamadas, "en principio por cuestiones generales que están controladas", aunque ha precisado que "obviamente" están viviendo "momentos de alta tensión".

Contador