Publicado 01/09/2022 17:38

Los retratos y paisajes "cercanos y sencillos" del pintor Emilio Ros se exhiben en la Diputació de València

La muestra 'Emilio Ros Benet. Retrats i paisatges'
La muestra 'Emilio Ros Benet. Retrats i paisatges' - RAQUEL ABULAILA

   VALÈNCIA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El Saló de Respecte de la Diputació de València recupera el legado artístico del pintor valenciano Emilio Ros Benet con la exposición 'Retrats i paisatges', que podrá visitarse hasta el próximo 30 de septiembre.

   El repertorio de Emilio Ros, primer artista becado por la corporación provincial en pintura tras la Guerra Civil, está repleto de "temas cercanos plasmados con sencillez a través de sus paisajes y retratos".

   Decenas de ellos forman parte de una muestra que está organizada por la Oficina de Restauración y Difusión del Patrimonio Artístico de la Diputación (OFITEC), y comisariada por Arantxa Esteban, la profesora de la Universitat Politécnica de València Marina Puyuelo y Estrella Ros Conde, hija del artista nacido en la Fuente de San Luis.

   El presidente de la Diputació, Toni Gaspar, ha acompañado a la familia de Emilio Ros y el diputado de Patrimonio, Andreu Salom, en la apertura de 'Retrats i Paisatges', una recopilación pictórica que, en palabras de este último, "pretende devolver a muchos de los artistas pensionados de la Diputación el reconocimiento que merecían y no siempre pudieron tener en vida, en el caso de Emilio Ros como consecuencia de una muerte prematura que truncó una carrera muy prometedora en la que llegó a cosechar varios premios nacionales".

   Ros Benet fue pensionado de la Diputación entre 1942 y 1945, año en que pintó el retrato del entonces presidente de la corporación provincial, Rincón de Arellano, uno de los encargos de la institución y una de las piezas que ofrece la muestra junto a paisajes de campo y ciudad, desde la calle Xàtiva hasta la Malvarrosa, el monte Vedat o los alrededores de Madrid; y una amplia selección de retratos institucionales, de artistas como Ignacio Pinazo y de ámbito familiar, con especial protagonismo de su esposa y musa, Amparo Conde.

HIJA Y COMISARIA

   Durante la presentación de 'Retrats i paisatges', la hija del artista, Estrella Ros Conde, se ha adentrado en el universo pictórico de su padre a través de un poema escrito por su madre Amparo. La también comisaria y artífice de la muestra, compuesta principalmente por fondos de la Diputación y colecciones privadas, ha enfatizado la dificultad de vivir la luz y tratar de pintarla.

   "Tú la pintaste y viviste en ella, iluminándonos con tus cuadros", reconoce a su esposo Amparo Conde, imagen del cartel de la exposición.

   Otra de las comisarias, la profesora de la UPV Marina Puyuelo, ha agradecido a la Diputación su programa de recuperación de pensionados, que en esta ocasión permite "poner de nuevo en cartel a Emilio Ros, un artista que trabajó muy duro para pintar más de 500 retratos de gran calidad, reconocidos por instituciones públicas y privadas y expuestos en distintas salas de València y Madrid".

   La experta en arte de la Politécnica coincide con Estrella Ros en la importancia de la luz en la obra de su padre, y añade que el trabajo de Emilio Ros Benet "es una muestra destacada de la pintura de caballete, de la calle; la visión tranquila y sosegada de un tipo de arte que hoy consideramos clásico pero que en su tiempo fue de vanguardia".