Publicado 14/09/2020 14:25:01 +02:00CET

Ribó ve insuficiente el cambio del Gobierno con los remanentes al no acabar con los "corsés" para los ayuntamientos

El alcalde de València, Joan Ribó, en la rueda de prensa.
El alcalde de València, Joan Ribó, en la rueda de prensa. - JOSE JORDAN - Archivo

VALÈNCIA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de València, Joan Ribó, ve "claramente insuficiente" la rectificación del Ministerio de Hacienda al anunciar un decreto para que los ayuntamientos cuenten con más recursos contra la crisis, con la suspensión de la regla de gasto para 2020 y sin medidas relativas a los remanentes de tesorería.

Ribó (Compromís), en declaraciones remitidas a los medios, ha defendido que lo que realmente tiene que hacer el Gobierno es derogar la 'ley Montoro' y acabar con los "corsés" de la regla del gasto para los ayuntamientos, sin "cometer errores pasados".

A su juicio, el nuevo decreto limita la regla del gasto para 2020 cuando "el año más complicado se prevé en 2021", por lo que ha urgido al Gobierno que se abra a la negociación y cuente con los ayuntamientos y con todos los partidos, después de que el Congreso tumbara la semana pasada el decreto que recogía el acuerdo con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para la cesión al Estado de los remanentes municipales.

"La rectificación está muy bien, pero tiene que venir acompañada del diálogo y la participación de los ayuntamientos", ha insistido ante un decreto que ve como un primer paso y una oferta de inicio positiva.

El alcalde valenciano considera imprescindible que el fondo de 5.000 millones de euros al que se comprometió el Gobierno sea asignado a los ayuntamientos con libre disposición y siguiendo "evidentemente" un criterio poblacional.

Ha advertido, por contra, que la propuesta de Hacienda supone seguir condicionando el gasto de los superávits a la denominadas inversiones financieramente sostenibles, algo que cree que es muy limitado para los ayuntamientos porque ante la pandemia necesitan hacer frente a las necesidades urgentes.

Es más, ha lamentado que la nueva oferta no incluye las ayudas a las empresas municipales de transporte para 2020 cuando "son de las más perjudicadas y provocan el descuadre en los números de los consistorios, que no tienen margen para atender servicios esenciales". "De momento, únicamente han recibido ayudas los consorcios de transporte de Madrid y Barcelona, cuando en el resto de ciudades la situación es muy precaria, con números rojos".

Por todo ello, ha sostenido Ribó, "bienvenido sea el Ministerio si quiere arreglar la situación generada, pero hace falta mucho más como punto de partida: Los ayuntamientos debemos ser copartícipes de la salida de esta crisis, pero para ello necesitamos los recursos imprescindibles. Tenemos nuestros propios ahorros, nuestros remanentes, y el Gobierno debería permitir que los usáramos para hacer frente a la crisis".

Contador