29 de marzo de 2020
 
Publicado 25/03/2020 13:51:06CET

El sector valenciano de música en directo pide un plan de choque con un fondo autonómico frente a los daños del Covid-19

Imagen de una actuación de música en directo
Imagen de una actuación de música en directo - PEPE GIRONA 2014 / PEPE GIRONA - Archivo

VALÈNCIA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La industria de la música en directo lanza, frente a la crisis del Covid-19, una serie de propuestas para intentar "paliar los daños" en un sector que genera "más de 3.000 millones de euros de actividad económica al año en la Comunitat Valenciana". Entre ellas, figuran la activación de un plan de choque y la creación de un fondo autonómico de 10 millones de euros para las necesidades de financiación inmediata.

Empresas valencianas dedicadas a los conciertos y eventos musicales (artistas, promotoras, managers, salas etc.) han elaborado un documento en el que expresan, ante el grave impacto que la crisis sanitaria del Covid-19 está teniendo en la sociedad, su "apoyo y solidaridad con el personal sanitario y los responsables de servicios que en estos momentos están trabajando duramente para preservar nuestra salud".

"Nos unimos a todas las medidas que las administraciones han puesto en marcha para frenar el avance del virus y nos ponemos a su disposición para tratar de hacer frente común a esta grave situación y establecer estrategias de actuación que permitan afrontar la dificultad del momento", añaden.

Asimismo, hacen notar que la industria del directo --"uno de los sectores estratégicos más importantes en la dinamización económica, social y turística de nuestro territorio"--, subrayan--, está sufriendo "un daño sin precedentes que ha obligado a cancelar y aplazar numerosos conciertos, giras, festivales y eventos musicales".

"La situación está afectando a un número muy elevado de personas que ven peligrar sus puestos de trabajo y amenaza la continuidad de un sector que genera más de 3.000 millones de euros de actividad económica al año en la Comunitat Valenciana. Como consecuencia de la paralización total de la venta de entradas a conciertos y, en general, a eventos culturales programados en 2020, se prevé una recesión económica de la que tardaremos mucho tiempo en recuperarnos", advierten.

En el sector de la música en directo, esta crisis "corre el riesgo de extenderse mucho más allá del momento en que acabe el confinamiento y se empiece a normalizar la situación, dado que nos encontramos a las puertas de la temporada alta, con la llegada del periodo estival".

Por ello, proponen a las instituciones valencianas una serie de medidas "que pueden ayudar a hacer frente a esta crisis global y a paliar sus daños, todavía difíciles de calibrar".

Así, desde las asociaciones profesionales valencianas vinculadas a la música en directo --integradas por más de 30 empresas locales--, se aboga por considerar la cultura como bien de primera necesidad Considerar la cultura como un bien o servicio de primera necesidad del mismo modo que se ha hecho en Alemania o Francia.

LÍNEA DE PRÉSTAMOS

En cuanto a las medidas económicas, solicitan que se apruebe un plan de choque con fondos específicos concretado en diversas iniciativas, como activar, en coordinación con la industria valenciana de la música en directo, un Plan de acción e incentivos para el apoyo a este sector, con acciones diseñadas a corto, medio y largo plazo; y crear un fondo autonómico de 10 millones de euros para las necesidades de financiación inmediata, con una línea de préstamos que vayan desde microcréditos de 3.000 euros a préstamos de 200.000 (a interés 0 o muy bajo) por parte del Institut Valencià de Finances para que las pymes valencianas y los autónomos puedan "resistir" hasta que se vuelva a activar el sector. Apuntan la posibilidad de un año de carencia y un plazo de devolución de entre 5 y 7 años.

En el capítulo de subvenciones, apuestan por adelantar el pago de forma inmediata y ayudas pendientes hasta la fecha actual, aunque las producciones no se hayan llevado a cabo; reestructurar y ampliar el plan de subvenciones actual, diseñando nuevas ayudas para el periodo 2020-2022 en función de las necesidades reales de las empresas que dinamizan el sector y promueven el empleo (afectaría tanto a las subvenciones de concurrencia competitiva como a los convenios) y habilitar de una ayuda específica relacionada con la cancelación de conciertos y apoyo a la partida de gastos para la viabilidad de proyectos musicales ya programados.

Otras acciones pasarían por el aumento del porcentaje de gastos indirectos (empleo y personal) en las cuentas justificativas, de forma que protejan las estructuras y los empleos culturales; que se tenga en cuenta a las asociaciones y colectivos profesionales reconocidos en el diseño de las ayudas; creación de una línea específica destinada a la subvención del importe de las entradas para que los organizadores puedan ofrecer precios de taquilla más asequibles; ampliación, redefinición y mejora del bono cultural; aumento de contrataciones públicas hasta que el sector se recupere, dando prioridad a la contratación de empresas valencianas; y pago por adelantado de una parte del importe de las mismas.

CALENDARIO DE REPROGRAMACIÓN

Este paquete de medidas también incluiría facilitar desde la administración la coordinación del calendario de eventos musicales/culturales para reubicar las actividades canceladas; establecer criterios para adecuar al nuevo contexto la definición de causa de 'Fuerza mayor' en la cancelación y aplazamiento de eventos musicales; agilizar tramitaciones y ofrecer seguridad jurídica para encontrar las soluciones a la reprogramación de los eventos musicales gestionados por ayuntamientos, diputaciones y gobierno autonómico. En este sentido, apuntan que las salas privadas de música pueden suponer una opción.

Finalmente, piden la concesión y tramitación de licencias por parte de la administración; el desarrollo de un plan de comunicación y marketing para estimular el consumo cultural y el "apoyo firme de la administración autonómica y local en las iniciativas propuestas al gobierno del Estado: reducción del IVA cultural, destino de fondos públicos que permita la supervivencia y continuidad del tejido cultural".

Las medidas, recalcan, "están en sintonía con el comunicado efectuado por la Unión Europea en el que se aborda la necesidad de proteger la cultura ante la crisis del Covid-19" y el informe ha sido realizado en colaboración con la Federación de Música de España, Es Música.

Contador

Para leer más