Actualizado 09/11/2014 13:42 CET

Shawn Levy explora a Robert de Niro en su biografía

el actor y director Robert De Niro
Foto: Reuters

MADRID, 9 Nov. (REUTERS/EP) -

   Brillante, taciturno, divertido, amenazador - Robert de Niro se considera uno de los actores estadounidenses más grandes de todos los tiempos y también uno de los más reservados.

   El autor y crítico estadounidense Shawn Levy pasó cuatro años intentando entender al ganador de dos Oscar mientras trabajaba en su biografía, titulada Robert De Niro: A Life.

   Levy habló con Reuters sobre lo que ha aprendido del archivo de guiones y notas de De Niro en los más de 80 papeles interpretados en películas por el actor de 71 años.

   P: Pidió entrevistar a De Niro varias veces, pero no obtuvo respuesta ¿Por qué cree que es tan reacio a hablar sobre sí mismo?

   R: En sus primeras apariciones ante la prensa, él estaba incómodo. Es básicamente una persona introvertida que encuentra una gran expresión de forma pública. Pero en sus primeros encuentros (con los medios) afloró su falta de preparación. Cuando se convirtió en una estrella, la fama le dio la capacidad de construir un muro entre él y los momentos incómodos. Y entonces se convirtió en lo que es.

   P: Uno de los temas del libro es por qué De Niro dirigió su energía a unos pocos papeles al principio y ahora los acumula indiferentemente ¿Cómo resumir todo ese enigma?

   R: Tiene una tremenda ética de trabajo, lo heredó de sus padres y por mucho tiempo concentró ese trabajo en oportunidades hechas a medida. Sigue trabajando, pero en lugar de levantar 100 kilos, levanta 10 kilos 10 veces. cuando has tomado esa decisión, se pierde la prerrogativa de decir que sólo haces lo mejor con los mejores, porque lo mejor no sucede seis o siete veces al año. Creo que piensa que si no trabaja es P: ¿Las elecciones dudosas y los fracasos manchan su reputación a largo plazo?

   R: No lo creo. Si haces una lista con las mejores 50 actuaciones en el cine, hay cinco o seis de De Niro que tendrían que estar en la mesa. Y luego hay 15 o 20 más que todo el mundo disfruta y recuerda.

   En La Gran Estafa Americana, él cambia la película en una escena y no se levanta de la silla, tiene ese poder como actor. No será recordado por haber hecho películas terribles con Eddie Murphy y Dakota Fanning. Será recordado por Toro Salvaje y Taxi Driver - ese tipo de cine. No se le puede quitar eso.

   P: ¿Qué te sorprendió más sobre De Niro cuando trabajabas en su biografía?

   R: La adicción al trabajo y que lo guarda todo. Donó sus archivos, material de producción y utillería a la Universidad de Texas en Austin en 2005 y fueron necesarios dos camiones de 18 ruedas para transportarlo todo. Cuando trabajaba duro, la cantidad de trabajo que realizó me sorprendió. Era incansable.

   P: Tras escribir el libro ¿Te gusta más o menos?

   R: Lo admiro. No finge ser lo que no es. No trata de pasar por un intelectual. Conoce su terreno como actor - nunca ha hecho una película ambientada antes de 1900. Admiro su sentido del deber y la lealtad a la familia. Tiene una familia de retazos, y aún así está completamente intacta. Y todavía espero ver buenas películas con Robert De Niro. Nada me agradaría más que verlo ganar un tercer Oscar.

   P: ¿Tiene una película favorita de De Niro?

   R: Estoy en mi oficina, que tiene colgado de la pared un cartel de Taxi Driver que compré en 1976. Lo pasé tan bien viendo todas las películas de nuevo, pero me quedo con Taxi Driver. Se estrenó cuando tenía 14 o 15 años y cambió mi mente y me abrió al cine y a la interpretación de una manera que no había visto antes.