Soziedad Alkoholika denuncia que prohibir conciertos es "más propio de las dictaduras"

Actualizado 10/03/2015 16:59:37 CET
Miembros de Soziedad Alkoholika
Foto: SOZIEDAD ALCOHOLIKA

Critica que se utilicen los organismos públicos para "atacar a las personas que tienen ideas diferentes a las suyas"

   MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El grupo Soziedad Alkoholika ha asegurado este martes que la prohibición impuesta por el Ayuntamiento de Madrid de su concierto supone "claramente" un atentado contra su libertad de expresión y ha criticado que se estén "intentado captar votos de los sectores más reaccionarios" de cara a las próximas elecciones municipales, distrayendo "a los ciudadanos con los problemas tan serios del PP con la Justicia".

   Así lo ha manifestado en una entrevista a Europa Press después de la orden emitida ayer por el Consistorio madrileño de prohibir la actuación que tenían prevista para el próximo sábado en el Palacio de Vistalegre de Madrid. La banda ha reseñado que intentarán volver a tocar en la capital, dado que es su derecho y "el de la gente que quiere acudir en libertad" a sus conciertos.

   Los integrantes de este grupo que nació en 1988 en Vitoria han señalado que realmente no esperaban que se pudiera dar esta situación, dado que otras veces en Madrid se les ha presionado bastante sin llegar a cruzar como ahora una línea que pensaban que no iban a ser capaces de sobrepasar.    

   "Esta vez hay un expediente que prohíbe nuestra actuación alegando una serie de falacias, como que puede haber problemas de altercados, cuando saben que en ninguna ocasión que hemos actuado en Madrid ni en ningún otro sitio los ha habido o que nuestras canciones recogen excesos verbales, hirientes y desafortunados", ha destacado la banda, que sostiene que esta nueva situación es "claramente un atentado contra la libertad de expresión".

   Además, han subrayado que a cualquier representante público le dirían que debería dedicarse a "salvaguardar los derechos de los ciudadanos y no a utilizar los organismos públicos para atacar a las personas que tienen ideas diferentes a las suyas".

DEMOCRACIAS OCCIDENTALES

  Para el grupo vitoriano, la prohibición del concierto no es común en las democracias occidentales, ya que es un tema "más propio de las dictaduras". "Es su manera habitual de actuar y seguramente también están mirando a las elecciones intentando captar votos de los sectores mas reaccionarios, de paso distraer a los ciudadanos de los problemas tan serios que su propia organización política tiene con la justicia", ha agregado.

   A preguntas sobre si supone una presión injusta, al igual que cuando se les juzgó por enaltecimiento de terrorismo (del que se les absolvió), han destacado que ellos soportan bien la presión, agregando que "esto es simplemente un atentado contra un derecho humano como es el de la libertad de expresión".

   "Y ciertamente ahora es diferente, ahora ya no hay ninguna base jurídica porque hace 9 años se nos juzgó y absolvió y el Tribunal Supremo dictaminó que nuestras letras eran 'tolerables' y 'tienen cabida dentro del ejercicio de la libertad de expresión'", ha aseverado.

   Sobre si se siguen malinterpretando sus canciones, han manifestado que este extremo es "la táctica habitual de criminalizar a todos los que no piensan como ellos", ya que sus letras "nunca han hablado de ETA"y sí de "la corrupción, los abusos de autoridad o las actitudes sexistas".

   "Nos hemos posicionado siempre en contra de las monarquías, de los banqueros ladrones, del fascismo, del militarismo y de muchas cosas que ellos apoyan. Este es el fondo de la cuestión y todo el mundo lo sabe. No les gusta y no toleran a la gente que expresa ideas diferentes", han señalado.

Para leer más