La selección española termina quinta en el Mundial masculino de baloncesto en silla de ruedas

Varios jugadores de la selección española de baloncesto en silla de ruedas
STEFFIE WUNDERL
Publicado 26/08/2018 14:21:12CET

Con ritmo de récord al descanso (22-50), derrotó a Polonia por 52-79

MADRID, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

La selección española masculina logró este domingo el quinto puesto en el Mundial de baloncesto en silla de ruedas, su segundo mejor resultado en una cita mundialista, después de vencer con comodidad en el último partido a Polonia por 52-79.

El partido, celebrado en el edel-optics.de Arena de Hamburgo (Alemania), enfrentó a dos selecciones que había ido de menos a más durante el torneo, puesto que supieron sobreponerse en los cruces a una fase de grupos en la que su juego despertó dudas.

España y Polonia nunca se habían visto las caras en un Mundial ni en unos Juegos Paralímpicos, así que todos los duelos oficiales habían sido en Europeos desde 2009, cuando los polacos vencieron por 68-83 en los cuartos de final en Adana. Pero a partir de entonces, todos los triunfos fueron de la 'Roja' sobre ruedas.

Por tanto, España llevaba nueve años invicta contra Polonia y este domingo volvió a confirmar su supremacía con un arranque demoledor. Se vio hasta el descanso a la mejor España del torneo, jugando a gran velocidad y con intensidad. Solo fue por debajo en el marcador tras la canasta inicial de Dominik Mosker, y desde ahí el rodillo español comenzó a funcionar.

De hecho, la desventaja polaca llegó hasta los 10 puntos cuando apenas se habían jugado cinco minutos (6-16) y se incrementó al acabar el primer cuarto (14-26), con Agustín Alejos, Pablo Zarzuela y Amadou Diallo llevando para España la batuta anotadora.

Cuando el segundo cuarto había consumido minuto y medio, la renta alcanzó los 20 puntos (14-34), barrera que nunca más se deshizo. España jugaba a placer, con Jordi Ruiz muy inspirado en sus lanzamientos exteriores y Pablo Zarzuela rematando contraataques veloces; mientras, la aguerrida defensa desarbolaba los ataques de Polonia, ya rendida al descanso (22-50) tras un lejano triple de David Mouriz sobre la bocina y a tablero.

SEGUNDA PARTE MÁS CONTENIDA

Los españoles jugaban a ritmo de récord y parecía que podrían superar los 85 puntos encestados en el Europeo de Adeje 2017 o los 89 que endosaron a la República Checa en el de París 2005. A poco más de dos minutos y medio para el intermedio, el joven Pablo Lavandeira debutó en el Mundial y no volvió más al banquillo.

Sin embargo, la intensidad bajó en el tercer cuarto y con el partido estaba completamente roto. Polonia recortaba diferencias tímidamente, pero España no se dejó intimidar. Así, Lavandeira robó dos balones consecutivos que terminaron con éxito en sendos contraataques, uno culminado por él y otro por Amadou Diallo cuando ese periodo languidecía, que terminó con 38-61.

En el último cuarto, los dos seleccionadores situaron en la pista a jugadores menos utilizados en el torneo para que todos disfrutaran de minutos y se vio rodar a algunos jóvenes valores de ambas canteras, tanto Lavandeira, Ortega y Onrubia por España como Kozaryna y Kornacki por Polonia. Al final, el marcador se quedó en 52-79.

Pablo Zarzuela (24 puntos y 7 rebotes), Agustín Alejos (14 puntos y 5 rebotes) y Jordi Ruiz (14 puntos) fueron los más determinantes en la escuadra española, al igual que Dominik Mosler (10 puntos y 5 rebotes), Andrzej Macek (10 puntos y 5 rebotes) y Mateusz Filipski (9 puntos) en la polaca.