Actualizado 27/07/2007 15:59 CET

Ciclismo/Tour.- Rasmussen: "La decisión es desmesurada y pienso continuar con mi carrera de ciclista"

"Me echaron a patadas del hotel, como un animal"

COPENAGUE, 27 Jul. (EP/AP) -

Michael Rasmussen, excluido el pasado miércoles por su equipo, el Rabobank holandés, cuando era líder del Tour de Francia, se defendió, en diferentes periódicos daneses, de los comentarios que le acusan de mentir a cerca de su paradero en el mes de junio, en la previa de la disputa de la ronda gala, razón por la que fue expulsado de la prueba.

Según Davide Cassani, ex corredor italiano y comentarista de la televisión transalpina, Rasmussen estuvo entrenándose en Italia, en los Dolomitas, en junio. El danés había informado a la UCI y a su propio equipo que se encontraba en México, concretamente entre el 8 de mayo y el 28 de junio.

El ciclista, de 33 años de edad, entiende que la decisión de su equipo fue desproporcionada. "Antes, he sido castigado con una multa y advertencias, pero una medida tan drástica me parece desmesurada", comentó el doble ganador de etapa del Tour 2007 en el 'Politiken' danés.

"Mantengo que yo estaba en México", indicó Rasmussen al tabloide danés 'B.T'. "Yo no estaba en Italia. No es cierto", persistió el corredor al ser preguntado sobre el lugar dónde se encontraba en las fechas anteriormente citadas.

Una de las cuestiones que ahora están en el horizonte del ciclista es su futuro. "Ahora, más en frío, lejos del jaleo que se montó el miércoles, mis pensamientos son los de continuar practicando profesionalmente el ciclismo", señaló.

Las reglas de la UCI obligan a los ciclista a precisar los lugares concretos en los que se encuentran. "Desde que me puse como líder del Tour, hubo muchos rumores, pero nada de lo que se dijo es cierto. Siempre he dicho la verdad. La organización no fue demasiado clara conmigo", declaró.

Rasmussen insistió en que las formas con las que fue apartado de la disciplina de su equipo en la ronda gala no fueron las mejores: "Me echaron a patadas del hotel, como un animal", comentó el ciclista, quien insistió en que el manager del Rabobank, Theo de Rooij, fue personalmente quien le comunicó la decisión.