Zabel (Milram) se impone al sprint en Zaragoza, donde Efimkin (Caisse) logra llegar como líder

Actualizado 07/09/2007 20:06:29 CET

ZARAGOZA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ciclista alemán Erik Zabel (Milram) logró la victoria al sprint en la séptima etapa de la Vuelta Ciclista a España, que se disputó entre las localidades de Calahorra y Zaragoza, tras 176,3 kilómetros, mientras que el ruso Vladimir Efimkin (Caisse d'Epargne) mantuvo el jersey oro, que vestirá mañana por cuarto día consecutivo.

La escapada del día la protagonizaron los españoles Jesús Rosendo (Andalucía-Caja Sur) y Raul García de Mateo (Relax-Gam), que iniciaron su fuga en el kilómetro 12, pero que fueron absorbidos por el pelotón a diez kilómetros de meta, tras el trabajo de los equipos interesados en una llegada masiva.

A la última recta, a la que se llegó tras una caída que cortó el pelotón a tres kilómetros del final, por lo que no tendrá incidencia en la general, llegaron varios de los mejores especialistas, entre los que finalmente se destacó el alemán Erik Zabel, que sumó la primera victoria para su equipo en la ronda española, en la que seis de sus siete jornadas se han resuelto al sprint.

La jornada que antecede a la primera etapa de la ronda española contra el reloj estuvo caracterizada, además, por varias caídas que cortaron el pelotón. El trabajo del Milram, el Lampre y el Quick-Step en favor de sus especialistas dio fruto, aunque varios velocistas como Tom Boonen o el español Óscar Freire (Rabobank), en busca de su cuarto triunfo, no pudieron meterse en el sprint.

Zabel consiguió imponer su experiencia en una llegada en la que también tuvieron sus opciones corredores como Allan Davis (Discovery Channel), segundo, Paolo Bettini (Quick-Step), tercero, o el español Koldo Fernández (Euskaltel), que volvió a intentarlo de nuevo tras su segundo puesto en la jornada de ayer.

Mañana la Vuelta Ciclista a España afronta su octava jornada, la primera etapa contrarreloj, que se desarrollará entre Denominación de Origen Cariñena y Zaragoza, sobre 52,2 kilómetros, idóneos para los especialistas y en los que el líder de la carrera, el ruso Efimkin, afronta su primera gran prueba.