Bottas domina de principio a fin y sale de Bakú como líder del Mundial

F1 - GRAND PRIX - AZERBAIJAN 2019
ANTONIN VINCENT / DPPI / AFP7 / Europapress
Actualizado 28/04/2019 16:18:41 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El piloto finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) ha ganado este domingo el Gran Premio de Azerbaiyán de Fórmula 1, cuarta cita de un Mundial que ahora encabeza él mismo por delante de su compañero de equipo, el británico Lewis Hamilton, mientras que el español Carlos Sainz (McLaren) ha terminado la carrera en la séptima posición.

   Liderando de principio a fin sobre el trazado urbano de Bakú, Bottas obtuvo el triunfo sin sustos y alcanzó con ello los 87 puntos en lo más alto de la clasificación general del Mundial. Por su parte, la segunda plaza de Hamilton le sirvió para sumar otros 18 puntos y colocarse en total con 86, cediendo el lugar de honor a su escudero y alejándose del alemán Sebastian Vettel (Ferrari), tercero en este Gran Premio.

   A la escudería del 'Cavallino Rampante' le quedó el consuelo de ese tercer cajón del podio y también del punto que sumó su otro piloto, el monegasco Charles Leclerc, gracias a haber marcado la vuelta rápida. Fue sobre la bocina y viendo recompensada así su segunda parada en 'boxes', a falta de apenas tres giros completos al circuito.

   El del Principado había animado el inicio de una carrera aburrida, sin accidentes que sí se vieron en la víspera durante la sesión de clasificación. Un arranque bastante limpio propició que Bottas demostrase su firmeza, aguantando el empuje de un Hamilton que decidió no arriesgar ni ahí ni más adelante.

   Por detrás, el mexicano Sergio Pérez (Racing Point) acaparó el protagonismo con varios adelantamientos que lo dejaron provisionalmente entre los 'gallitos'. Mientras, Sainz rebasó en la novena vuelta a su compañero de equipo, el británico Lando Norris, para ponerse en un séptimo lugar que supo amarrar a lo largo del día.

LECLERC, VUELTA RÁPIDA COMO CONSUELO

   Todo parecía abocado a decidirse con un error o a la estrategia desde cada garaje. Al ver que Leclerc iba con un buen ritmo en el cuarto puesto, usando desde el comienzo neumáticos medios y pudiendo amenazar a Vettel, el germano efectuó su primera parada en la vuelta número 12 y ya de paso en Ferrari se evitaron dar órdenes de equipo.

   A renglón seguido entraron en 'boxes' todos los coches de delante, con el objetivo de quitar sus respectivos juegos de neumáticos blandos para poner ellos los medios. Eso había dejado vía libre a Leclerc para aguantar en el liderato sin oposición, pero sabedor de que era una situación ficticia y su misión era tan solo tirar por si tenía fortuna.

   A partir de la vuelta 31, se le echaron encima tanto Bottas como Hamilton, y ambos Mercedes tenían que rebasarlo cuanto antes para que Vettel no se les acercara. Sin titubeos, el finlandés y el británico superaron a un Leclerc que se conformó con la batalla final por rubricar la vuelta rápida.

   El neerlandés Max Verstappen (Red Bull) se erigió en candidato a ello, pero se impuso el duelo entre los bólidos de Mercedes. Hamilton marcó la mejor vuelta primero y a continuación le replicó Bottas; no obstante, Leclerc hizo buena su última elección de ruedas y paró el cronómetro en 1:43.009 mientras en Mercedes sellaban otro doblete.

Contador

Para leer más