Actualizado 26/07/2009 18:42 CET

Hamilton se apunta su primer triunfo de la temporada y Alonso abandona cuando iba en cabeza

HUNGARORING (HUNGRÍA), 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vigente campeón de la Fórmula 1, el británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), cosechó hoy su primer triunfo de la temporada en el Gran Premio de Hungría, una prueba que en su primer intervalo dominó Fernando Alonso (Renault), que se vio obligado a abandonar por culpa de un fallo en el repostaje de su escudería.

La carrera rememoró tiempos pasados con un Alonso manteniendo su primera posición tras la salida y con un Hamilton muy agresivo en los primeros giros -adelantó en la salida a Vettel (Red Bull) y luego se deshizo de Webber (Red Bull)- para colocarse a la estela de Alonso.

Los dos compañeros de equipo en 2007 se marcharon con un ritmo trepidante en los primeros giros, alternando vueltas rápidas cada uno. Sin embargo, Alonso entró más pronto de lo previsto en el 'box' por culpa de unos problemas con la bomba de gasolina.

Tras el repostaje, Alonso notó una vibración en su rueda delantera derecha e inmediatamente -fue muy evidente- se dio cuenta de que le habían ajustado mal el tapacubos de la rueda en una sencuencia parecida a la que le obligó a abandonar en el mismo circuito en 2006.

El asturiano intentó sobrevivir en esa vuelta, pero su rueda saltó por los aires y tras llegar al 'box' reemprendió la marcha para abandonar definitivamente en la vuelta 16. Hasta ese momento, el otro español de la carrera, Jaime Alguersuari, no había pasado de la última posición.

WEBBER Y VETTEL PIERDEN SUS OPCIONES.

El panorama se aclaró mucho para un Hamilton que asentó su ventaja en una veintena de segundos. El equipo Red Bull colaboró para que el británico viviera más tranquilo la carrera, ya que tardó excesivamente en un repostaje y permitió a un oportunista Raikkonen colocarse en segunda posición.

Por detrás, los BrawnGP confirmaban su estancamiento desde hace dos pruebas, ya que ni Button ni Barrichello eran incapaz de pasar del octavo puesto. Otro candidato al Mundial que sufrió apuros fue Sebastian Vettel, que tuvo que abandonar por problemas en el motor de su monoplaza, tras haber firmado una nefasta salida en la que cayó del segundo al séptimo puesto.

La carrera parecía más propia del año pasado que de éste. Hamilton dominaba con vueltas rápidas, mientras que Raikkonen se asentaba en la segunda posición. Pocos movimientos ocurrieron en la fase intermedia de la carrera, si cabe destacar un trompo de Sebastien Buemi (Toro Rosso), que permitió a Alguersuari ascender a la decimoquinta posición de la carrera.

La parte final confirmó el retroceso de los BrawnGP, cuando Button intentó adelantar sin éxito a Nico Rosberg (Williams). El inglés tendrá que administrar a partir de ahora su ventaja en el Mundial con Vettel, que pese a no puntuar hoy, ha dado mejores sensaciones con su Red Bull.

Fernando Alonso tendrá que esperar dos semanas para intentar resarcirse de esta decepción en el Gran Premio de Europa, que se celebrará en el circuito urbano de Valencia. El año pasado el asturiano abandonó tras la primera curva por un toque con Nakajima (Williams).

Una sesión, que estuvo marcada por el recuerdo a Felipe Massa, el gran ausente de la prueba, tras sufrir un grave accidente en la sesión de calificación de ayer y que le mantiene ingresado en un hospital de Budapest.