Actualizado 17/12/2013 20:56 CET

"Es difícil imaginarme en el mismo equipo que Alonso"

196861.1.500.286.20130904101858

"Ferrari no rinde al máximo en calificación, no sé que estará pasando de puertas para adentro" Vaticina que "las diferencias serán más grandes" en 2014 con la nueva reglamentación

   MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El piloto alemán Sebastian Vettel (Red Bull) ha confesado que le resulta "difícil" imaginarse compartiendo equipo algún día con Fernando Alonso (Ferrari), aunque ha apostillado que "tendría ningún problema" vestir el mismo mono que un piloto tan "competitivo y talentoso", al que no da por descartado en la lucha del Mundial, que continuará el próximo fin de semana en el Gran Premio de Italia.

   "No tendría ningún problema en compartir equipo con Alonso. Para ser honesto, no conozco a Fernando tan bien. Hemos hablado alguna vez dentro del 'paddock', le respeto como piloto y no tengo problema en decir que es uno de los mejores, muy competitivo y muy talentoso. Pero en cuanto a cómo sería trabajar con él dentro del equipo, es difícil de imaginar", reconoció Vettel en una entrevista concedida a medios españoles tras ser presentado como nueva imagen de marca de Braun.

   Esta misma semana, Red Bull ha confirmado que Daniel Ricciardo será su próximo compañero de equipo, aunque el alemán ya había anticipado que "no importa quién es tu compañero" porque "si quieres ganar carreras y el título, tienes que superar a todos tus rivales".

   "Me hubiera gustado compartir equipo con Michael Schumacher. Ya no está aquí, pero hubiera sido estupendo ver cómo trabajaba, su estilo de pilotaje, leer la telemetría y comprender por qué fue tan dominante en la mayor parte de su carrera", imaginó Vettel, que no se ve como líder del equipo por delante de Ricciardo, al entender que "hablar de número uno y número dos en un equipo está pasado de moda".

"ES AÑO ES LARGO Y TODO ES MUY CAMBIANTE"

   De cara a la duodécima cita del calendario en el circuito de Monza, el tricampeón mundial aseguró que "es difícil saber" si volverá a ser tan dominante como en el pasado de Gran Premio de Bélgica, aunque no esconde que en Red Bull tiene "razones para estar con confianza".

   "Es un año muy largo y todo es muy cambiante, no hay más que acordarse de 2010 y 2012 para ver lo rápido que pueden cambiar las cosas. Cualquier pequeño detalle puede marcar la diferencia, diez grados más o menos en la temperatura del asfalto aumenta o disminuye el rendimiento de los coches. No hay garantía para las próximas carreras. Estoy de acuerdo en que tenemos un monoplaza muy fuerte, pero no estamos en el final de la temporada, sino en la mitad, y todavía quedan muchas carreras por disputar", analizó con prudencia.

   En este sentido, no descarta de la lucha por el título a Ferrari, que se mostraron "muy fuertes en condiciones de seco" en el circuito de Spa-Francorchamps, aunque "quizá no tanto en mojado".

   "No están rindiendo al máximo en las calificaciones y no sé lo que estará pasando de puertas para adentro. Pero son un equipo extremadamente competitivo que está trabajando muy duro y estoy seguro de que harán todo lo que puedan para superarnos. Tendremos que defendernos", avisó.

"MALASIA FUE UNA FRACTURA ENTRE WEBBER Y YO".

   Por otra parte, el alemán analizó la relación con su compañero de equipo hasta final de temporada, Mark Webber. Así, reconoció que "ha habido muchas cosas negativas" durante su cohabitación, pero reivindicó que "la gente no ve lo positivo".

   "Hemos tenido mucho éxitos juntos consiguiendo muchos puntos para el equipo. Hay más cosas positivas que negativas. Malasia fue una fractura entre nosotros, pero es difícil que la gente pueda juzgarlo. Somos profesionales y los dos vamos con fuerza a por la victoria", recordó sobre el incidente en el circuito asiático, donde Vettel rebasó al australiano saltándose las órdenes de equipo.

   Pensando en el futuro, el triple campeón del mundo subrayó que "es imposible saber" cuál será la situación de la parrilla en 2014, donde se espera una revolución a nivel técnico con la nueva reglamentación.

   "Es imposible de saber. Es todo nuevo para nosotros y para nuestros rivales. Ahora mismo todo está bastante igualado, pero creo que la próxima temporada las diferencias serán mayores y podría haber sorpresas. Los equipos grandes seguirán adelante, pero no sé si en el mismo orden que los últimos años. Tenemos que esperar para verlo", agregó al respecto.

   De esta forma, la superioridad actual de Red Bull podría verse mermada y Vettel deslizó que él siempre aspira a militar en un equipo ganador. "Ahora mismo estoy muy contento con nuestra situación y no tengo ninguna razón para pensar en marcharme. Quizá un día piense diferente, pero ahora mismo no pierdo el tiempo pensando en esas cosas. Prefiero vivir el momento", aclaró no obstante.

   Por último, el germano sorprendió en el plano personal al revelar que solo ha leído "un par de libros" a lo largo de su vida. "No tengo una inspiración especial como Fernando con los samurais. Me inspiro simplemente abriendo los ojos. Hay muchas situaciones en la vida que te puedan aportar mucha inspiración, a través de la gente normal, pero con ninguna persona en particular", concluyó.

Para leer más