Actualizado 17/12/2013 21:30 CET

La Asamblea aprueba los nuevos Estatutos del FC Barcelona tras una larga y debatida presentación

Rosell: "¿Esto mejora el futuro del club? Es lo que tenéis que pensar, y basta"

BARCELONA, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea General Ordinaria de socios Compromisarios del FC Barcelona, que tuvo lugar este sábado en el Palau Blaugrana, ha aprobado con holgura la reforma de los Estatutos del club blaugrana, que a partir de ahora serán vigentes y que tienen como novedades el blindaje a la figura del presidente, con el aumento del porcentaje de apoyos necesario para hacer una moción de censura, y también a las cuentas del club, ya que una Junta no podrá cerrar con pérdidas un ejercicio y tendrá que dimitir en caso de que, ante pérdidas, no las subsanen en dos años.

Los compromisarios que se dieron cita en el Palau aprobaron con 320 votos a favor (el 76%, un 10% más de lo necesario) una reforma estatutaria que comporta uno de los grandes cambios en la entidad, ya que en ellos se basan las tomas de decisiones más importantes. Con estos nuevos Estatutos, se da más poder a la Asamblea y se intentará evitar que la deuda económica sea mayor.

Y es que una Junta Directiva no podrá cerrar un ejercicio con pérdidas. El ejercicio auditado sin excepciones no deber dar pérdidas y, si se presentan, la Junta tiene dos años para redirigir la situación o deberá cesar en su cargo. Además, para poder aspirar a dirigir el club, se deberá tener diez años de antigüedad como socios y, para los miembros de la Junta, cinco.

En uno de los puntos clave y de actualidad, la presentación de una moción de censura ya que esta misma semana se intentó llevar a cabo una en contra del presidente Rosell, se pasará al apoyo mínimo del 15% de los socios (mayores de edad y con un años de antigüedad) cumpliendo la normativa del deporte catalán, en contra del 5% actual o 15% en caso de que fueran socios compromisarios.

Respecto a la Asamblea de compromisarios del club, la directiva ya no podrá invitar a 25 socios elegidos a dedo. En cambio, los 30 presidentes de las federaciones de peñas pasan a tomar parte en la Asamblea, que someterá a aprobación la supresión de cualquier sección del club a partir de ahora, pues algunas como el ciclismo ya han sido eliminadas, y que podrá designar a los miembros de honor o de mérito del club.

Además, la Asamblea debe aprobar por 2/3 partes cualquier venta, hipoteca o compra de bienes, en caso que se aumente la deuda de la entidad, cuyo precio supere el 10% del presupuesto del club. También ratificará cualquier contrato de inclusión de publicidad en la camiseta y tendrá voz en estos tercios para escoger un hipotético nombre comercial para el estadio.

De cara a los socios, para poder tener un abono en el Camp Nou se deberá acreditar cinco años de antigüedad, siempre y cuando hayan cumplido con la obligación de actualizar sus datos en el censo social. Además, tan solo se podrá dar de alta a un socio que acuda personalmente a las oficinas, eliminando las opciones 'online'.

El secretario y portavoz de la Junta Directiva, Toni Freixa, explicño los puntos que han cambiado en estos nuevos Estatutos en cuatro bloques: modificación para la mejora de la redacción, adaptación a la realidad, para el cumplimiento de la normativa vigente y, por último, las novedades absolutas.

Eso sí, no fue una votación fácil, dada la controversia sobre todo con el hecho de tener que votar unos Estatutos con tan pocos socios representados. Aquí, fue Rosell quien tomó las riendas. "¿Esto mejora o no el futuro del club? Es en lo que tenéis que pensar, y basta. Sois representativos, no es fácil venir aquí de 16.00 a 22.00 y con partido después, pero habéis venido y sois representativos", dijo.

"No se pueden votar los Estatutos punto por punto, enmienda a enmienda, porque estaríamos aquí tres días. Yo mismo no estaré de acuerdo en algo, pero los han creado una comisión independiente y preparada. Hay que pensar en el club, en la colectividad, no en uno mismo", manifestó el presidente.