Fútbol.- Sergio Sánchez (Málaga): "Estamos muy fuertes y seguro que volveremos a ganar"

Actualizado 05/12/2011 14:22:52 CET

MÁLAGA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El jugador del Málaga Sergio Sánchez ha comentado que tras la derrota en Anoeta (3-2) cosechada en los últimos minutos del partido se encuentran "fastidiados", porque era un partido "controlado", pero están "muy fuertes" y confían en volver a ganar.

"Fastidiados, con cara de tontos, era un partido que estaba controlado y en cinco minutos pasamos de tener tres puntos a no tener ninguno", comentó el defensa este lunes en rueda de prensa puntualizando que "buscar el error es un poquito precipitado". "Ellos utilizaron sus armas y nosotros no supimos 'matar' el partido del todo. Aun así, estamos muy fuertes y seguro que volvemos a ganar", declaró.

El de Mataró es consciente de la oportunidad perdida. "Era una oportunidad muy buena para recortar y meterte de cabeza ahí, el equipo salió con buena intensidad y conseguimos ponernos por delante en el marcador", señaló, añadiendo que después los donostiarras "empezaron a bombardear ahí arriba y consiguieron demasiados beneficios para lo que hicieron".

A pesar de la derrota en el último suspiro, se mostró seguro de las posibilidades del equipo de acabar arriba asegurando que se les "había escapado una, pero esto es muy largo y seguro que el Málaga va a acabar en los puestos de arriba". "Sabemos del potencial que tiene este equipo", aseveró.

Por su parte, con respecto a las molestias físicas que sufre explicó que son "fruto de la inactividad". "Lo he notado un poquito, pero no es nada grave y pasado mañana creo que voy a estar al cien por cien. Ha sido algo anecdótico y espero que no me pase más", recalcó.

"Es cuestión de ir cogiendo minutos para volver al tono físico que tenía. Cada vez estoy más cerca, me siento más asentado y a gusto en el equipo, con más protagonismo, y esto es importa. Ojalá esto siga así", confesó.

Además, sobre su actuación en el partido a la hora de frenar a Vela y Griezzman comentó que "cualquier jugador en Primera te puede complicar". "Creo que lo supe cubrir bien y por mi lado tampoco se hizo mucho peligro, con la ayuda de los demás todo fue más fácil", afirmó.

EL ÁRBITRO EN EL PUNTO DE MIRA

Sergio Sánchez admitió también que fueron los jugadores quienes jugaron, pero "el árbitro tuvo mucho que ver" en el desarrollo del encuentro. "Hubo faltas muy claras de tarjeta que no mostró a ellos, y a nosotros a la mínima cualquier 'faltita' era tarjeta", se quejó de la actuación de Turienzo Álvarez.

"Creo que dejó jugar en demasiadas ocasiones cuando no tocaba puesto que eran faltas, pero los árbitros a veces te dan y a veces te quitan", se sinceró, aunque no quitó mérito a los 'txuri-urdin'. "El tercer gol es un golazo, te meten la chilena, aplaudes y para casa", sentenció.

Pero no queda tiempo para lamentaciones y Sánchez prefiere quedarse con lo positivo. "El equipo durante casi todo el partido tuvo el control y las sensaciones hasta los últimos cinco minutos fueron buenas", concluyó.