Los jugadores del Reus rescindirán sus contratos por los impagos del club

Reus Deportiu David Aganzo AFE
AFE
Actualizado 14/12/2018 14:27:18 CET

BARCELONA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La continuidad del CF Reus Deportiu en LaLiga 1/2/3 corre serio peligro después de que la plantilla haya anunciado este viernes que se acogerá a su derecho de rescindir sus contratos por los impagos por parte del club catalán, que atraviesa una delicada situación económica, si no cobran lo que se les debe antes del lunes 17 de diciembre.

   "Gracias al convenio colectivo tenemos la opción de pedir la resolución de nuestros contratos y hemos decidido acogernos a este derecho porque entendemos que la situación ya es insostenible", señaló en un comunicado la primera plantilla, que "lamenta profundamente" este desenlace por la ciudad, empleados y la afición.

   La plantilla dio su opinión ante los medios tras el entrenamiento de este viernes, en el que prepararon el partido que deberán jugar tras la negativa de la RFEF de aplazar el partido de este sábado contra el Córdoba en el Municipal de Reus. Un duelo que sería directo por evitar un descenso que, según explicó la plantilla, estaría casi confirmado a nivel administrativo de no haber solución al conclicto.

   "LaLiga propuso pagarnos las mensualidades adeudadas, aún sabiendo nosotros mismos que si a 30 de junio el club no pagaba dichas cantidades descendería administrativamente de igual forma. La única solución a día de hoy es competir con una plantilla bajo mínimos de efectivos para afrontar una competición tan exigente y siendo conscientes de que el club muy probablemente descenderá por su mala gestión", lamentó la plantilla este viernes.

   Los jugadores del Reus rechazaron esta propuesta de LaLiga, y ahora se acogen al derecho de rescindir sus contratos si antes del lunes, cuando se cerraría el plazo, no cobran los tres meses debidos por la entidad. En ese caso, en el de no cobrar, optarían por rescindir sus contratos y el club, que se quedaría sin el mínimo de fichas profesionales exigido por LaLiga, podría decir adiós a la competición de inmediato.

   La plantilla recordó que en agosto, cuando empezaron los problemas, se propusieron poner "todo" de su parte para, en una situación de "inferioridad", llegar "vivos" al mes enero. "Teníamos la promesa del club de que con el nuevo año la situación estaría resuelta a nivel económico", reza el comunicado.

   "Desde que dio comienzo la temporada, el principal objetivo de los futbolistas ha sido competir con dignidad y exigir que todos los trabajadores del Reus cobrásemos. Sin embargo, ha sido imposible resolver la situación. Varios compañeros no fueron inscritos, lo que dejó al equipo en clara inferioridad en relación al resto de rivales en detrimento del hecho deportivo", lamentan.

   Pese a ello, esgrimen que han luchado con todo por salvar la situación deportiva: "Todos éramos conscientes de que competiríamos en inferioridad de condiciones, pero en todo momento esta plantilla ha mostrado en el terreno de juego su profesionalidad y ahí están los resultados para confirmarlo".

   El Reus, que en la última jornada ganó al que era líder Alcorcón a domicilio (0-1), poniendo fin a una racha de cuatro derrotas seguidas, es antepenúltimo en la tabla y, a nivel económico, cree que ya no hay más demora posible. "El pasado 29 de octubre debió quedar solucionada la situación, pero el club no cumplió con lo que nos prometió. El problema se ha alargado hasta hoy, cuando creemos que ya no hay ninguna salida", aportaron.

   "La plantilla considera que una solución parcial convertiría el día a día del vestuario en un infierno, ya que prolongaría la agonía vivida hasta ahora. Hemos llegado a una situación límite después de tantas promesas incumplidas y viendo cómo algunos compañeros están viviendo una situación inadmisible para cualquier profesional", lamentaron.

   Así, de confirmarse la rescisión de contratos y posible pérdida de la categoría, el Reus quedaría en una muy mala situación que los jugadores querrían evitar. "Lamentamos profundamente este desenlace, sobre todo por la ciudad, por los empleados del Reus y por una afición que siempre ha estado a nuestro lado y que no se merece lo que esta viviendo", aporta el comunicado.

   "Por último, queremos agradecer el constante esfuerzo y trabajo desarrollado por nuestro sindicato, la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), desde que comenzó la temporada, en todo momento pendiente de encontrar una solución satisfactoria para nosotros, así como también la comprensión de LaLiga que ha puesto todo de su parte para ofrecernos una solución digna", concluye el texto.

   Por su parte, el entrenador del equipo reusense, Xavi Bartolo, se mostró "optimista". "Después del lunes posiblemente no haya nada más, es difícil de asimilar. Pero siempre he sido optimista, he creído que esto tiraría adelante. Quizá no quede otra más solución, o creemos en esto o en nada, espero que el lunes llegarán buenas noticias y se dará algo más de margen para solucionarlo", expresó el técnico.