Publicado 25/03/2014 15:15

Luis Enrique: "Ahora el Barça está en la lucha pero defiendo al Celta"

Luis Enrique, nuevo entrenador del Celta
GIORGIO PEROTTINO / REUTERS

BARCELONA, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del RC Celta de Vigo, Luis Enrique Martínez, ha comentado este martes que pese a que será "especial" para él regresar a un Camp Nou que considera su casa y medirse a su exequipo, defiende los intereses de los celtiñas hasta el final y que, por ello, no pensará en ayudar a un Barça que tras ganar el 'clásico' vuelve a estar de lleno en la lucha por el título de Liga BBVA.

"Independientemente del resultado del partido anterior teníamos que plantear el partido de la misma manera. Ahora el Barça está en la lucha por el título, pero defiendo los intereses del Celta hasta el último día y con la misma intención independientemente del rival", aseguró en rueda de prensa.

Y este objetivo no es otro que "complicar la vida" al Barça y hacerle daño deportivamente. "El estímulo es que no tenemos nada que perder, es muy grande poder jugar en el Camp Nou, no le veo ningún estímulo negativo, no veo por qué tenemos que ser un equipo miedoso. Debemos ser osados, valientes, y capaces de crearles peligro", señaló.

"Busco jugadores de corte más ofensivo, porque defender depende de la actitud. Y el perfil ofensivo, el cómo queremos hacerles daño, ahí sí que hay condicionantes. Debemos defender a Messi de forma colectiva, como al resto. Un jugador que es capaz de regatear a tres tíos en tres metros, ¿cómo le defiendes?", apuntó sobre el argentino.

En su regreso al Camp Nou, pese a sus intenciones, el asturiano no escondió que será bonito y especial para él. "Hace diez años que me retiré como jugador y va a ser mi primera vez en el Camp Nou, un estadio y una ciudad y afición que considero más que especiales, que me han dado todo lo que uno podía esperar como jugador y luego también como entrenador, dándome la primera oportunidad para entrenar a un equipo, y vuelvo donde está mi familia, muy especial", se sinceró.

"NO VAMOS A REGALAR EL BALÓN".

"Siempre he sido tratado más que bien, no voy a estar pendiente de eso, aunque no tengo ninguna duda de cómo me van a recibir en la que considero mi casa. Me centraré en el partido, en hacerle daño futbolísticamente al Barça", recalcó.

Para ello, Luis Enrique advirtió que deberán estar muy finos y esperar que el Barça tenga "un mal día". "Nos hemos enfrentado al Real Madrid en el Bernabéu y al Atlético en el Calderón y han tenido días tirando a bien, y en ambos hemos competido. Me espero lo mismo, ir a competir, crear complicaciones, esperar que tengan mal día y nosotros uno bueno", apuntó. "No vamos a regalar el balón", advirtió.

"Xavi es un jugador de mucho nivel, pero independientemente de a quién diera descanso, es una plantilla potente. Habrá matices, pero una plantilla de ese nivel, cualquiera son jugadores a vigilar, no sirve de consuelo nada. Que juegue quien tenga que jugar", apuntó sobre el rival y la ausencia de su excompañero.

De cara a la Liga, el preparador del conjunto céltico cree en su salvación. "Dependemos únicamente de nosotros y seguirá así, quedarán nueve partidos y cuatro de ellos contra rivales directos, y cinco contra rivales de otro nivel, a los cuales a algunos ya les hemos ganado. Nos centramos en el siguiente partido y en ser competitivos. Los nuestros, dependen de nosotros. Sigo siendo realista y optimista. Si no ganamos ninguno de los nueve, al hoyo", apuntó.

Más información