Actualizado 13/01/2012 00:10 CET

El Nápoles sufre ante el Césena (2-1) para firmar su pase a cuartos

NÁPOLES (ITALIA), 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Nápoles ha logrado su pase a los cuartos de la Copa de Italia, donde se medirá al vencedor del duelo entre el Génova y el Inter de Milán, después de remontar (1-2) al Césena un partido en el que los locales no supieron encontrar soluciones al gol en contra de su modesto rival, hasta que en la segunda parte Pandev cambió el sino del partido a balón parado.

En su estadio de San Paolo los napolitanos jugaron un mal partido ante un Césena que tuvo la mente y sus mejores jugadores reservados para el trascendental choque de la zona baja de la tabla en Serie A ante el Novara, este fin de semana. Los locales, por su parte, comenzaron agresivos, pero se vieron sorprendidos por un gol en contra que trastocó el trámite esperado.

El encuentro se puso cuesta arriba para los celestes en el minuto 21. El Nápoles había salido arriba en búsqueda del gol pero falló la coordinación con el nuevo atacante napolitano, el chileno Eduardo Vargas. Así, y después de gozar de las primeras ocasiones claras para adelantarse, el Césena se aprovechó de un error en la defensa del Nápoles para adelantarse (0-1) por medio de Stefan Popescu.

Los de Mazzarri perdieron el norte después del tanto encajado y no encontraron la manera de generar verdadero peligro. Dossena, Hamsik y Cavani generaban ocasiones que no terminaban de encontrar las redes de Ravaglia. Mientras, el debutante Vargas pasaba desapercibido. De hecho, en la reanudación el técnico local percibió el cierto desorden y quitó al chileno para dar entrada a Pandev.

Poco a poco el Nápoles recuperó la superioridad en el campo y finalmente llegó el tanto del empate. El uruguayo Cavani, que perdonó una clara ocasión en el minuto 56, aprovechaba después para anotar un mal despeje del portero del Césena tras un lanzamiento de falta botada por Pandev. Después, cuando peor estaba el Nápoles y ha solo cuatro minutos para el final, de nuevo Pandev era el protagonista al firmar la remontada con un lanzamiento de falta.