Publicado 11/08/2022 10:08

El Sevilla aspira a mantener su estatus y liderar la batalla europea

Isco Alarcón durante su presentación como nuevo jugador del Sevilla
Isco Alarcón durante su presentación como nuevo jugador del Sevilla - Jose Luis Contreras/DAX via ZUMA / DPA

MADRID, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Sevilla intentará no sólo volver a dar 'guerra' a los favoritos al título de LaLiga Santander sino encabezar la lista de aspirantes a jugar la Liga de Campeones, una ambición a la que aspiran el Betis, la Real Sociedad o el Villarreal entre otros.

El conjunto sevillista lleva dos temporadas en las que ha llegado al tramo decisivo del campeonato con opciones de pelear por el título, aunque en ambas ocasiones, sobre todo en el última, se ha desfondado al final. Este objetivo parece mucho más complicado este año para los de Julen Lopetegui, que deben centrar sus esfuerzos por amarrar la teórica cuarta plaza que ha quedado 'libre' en las últimas campañas.

El Sevilla ha sido su ocupante habitual desde la temporada 2019-2020, la primera con el técnico de Asteasu en el banquillo, y ahora parece contar con menos favoritismo para lograrlo tras un verano donde ha sido más noticia por sus ventas, que en teoría le han debilitado, que por sus compras. La pretemporada de momento ha despertado ciertas dudas y la necesidad de reforzarse en lo que queda de mercado, sobre todo con el duro 6-0 que recibió por parte del Arsenal

Lopetegui deberá afrontar un nuevo examen ante su exigente afición con un equipo que ha perdido a sus dos puntales defensivos, Jules Koundé, fichado por el FC Barcelona, y Diego Carlos, que se marchó al Aston Villa. Dos ventas necesarias por la economía del club, que ha paliado estas marchas con el fichaje del central brasileño Marcao, la cesión del lateral izquierdo Alex Telles y, sobre todo, la ilusionante llegada de Isco Alarcón, dispuesto a reflotar su fútbol al amparo de uno de sus grandes valedores como fue el de Asteasu.

Pese a ello, y en una temporada en la que tendrá que volver a compaginar la dureza de la Champions, el Sevilla aún mantiene buenas piezas como el argentino Lucas Ocampos y los veteranos Ivan Rakitic y Fernando. Además, espera recuperar para este año los goles del marroquí Youssef En-Nesyri, lastrado por los problemas físicos el año pasado, y la calidad de otros dos jugadores que apenas pudieron aportar por lesión en la 2021-2022 como son el argentino Erik Lamela y Suso.

Por detrás del Sevilla, y vista la pasada campaña, aparece con fuerza la candidatura del otro equipo de la ciudad, un Betis que espera seguir creciendo después de haber vivido un gran último año coronado por la conquista de la Copa del Rey.

El conjunto verdiblanco finalizó en una gran quinta plaza además en LaLiga Santander y también entró en el tramo final con buenas opciones de pelear por la cuarta posición, pero se le hizo algo 'larga' una campaña donde también intentó llegar lejos en una Liga Europa en la que repetirá experiencia esta campaña donde también competirá en la Supercopa de España.

Los béticos continuarán liderados por el chileno Manuel Pellegrini, que afrontará su tercera temporada en el banquillo con el objetivo de pelear por la cuarta plaza y por unos puestos europeos siempre caros y con muchos aspirantes, y hacerlo además con el buen fútbol ofensivo que ofreció por momentos.

El 'Ingeniero' mantiene el bloque de la pasada temporada, del que únicamente se cae, de momento, el lateral Héctor Bellerín. Nabil Fekir, Sergio Canales, Borja Iglesias o el sempiterno Joaquín, que seguirá jugando con 41 años, continúan en un Betis que se ha reforzado atrás con el brasileño Luiz Felipe y arriba con otro brasileño como Luiz Henrique.

LA REAL Y EL VILLARREAL QUIEREN ESTAR MÁS CERCA

Los siguientes candidatos a la cuarta plaza son la Real Sociedad y el Villarreal, sexto y séptimo clasificado respectivamente el año pasado y que intentarán pelear por cotas más ambiciosas, sobre todo el 'Submarino Amarillo', que sufrió su gran campaña en la Liga de Campeones, donde llegó a las semifinales.

El equipo castellonense será el protagonista del estreno del fútbol español en la Conference League, la tercera competición europea de clubes y que seguramente no le reste tanta atención de sus labores domésticas, lo que le convertirá en serio candidato a la cuarta plaza.

Unai Emery también sigue al mando de un Villarreal que tampoco ha hecho demasiados retoques, salvo en la portería, con el retorno del veterano Pepe Reina, y en la delantera, con el fichaje de otro veterano como José Luis Morales.

El ex del Levante viene a apuntalar un tridente ofensivo muy potente con el goleador Gerard Moreno, que espera tener una temporada más 'tranquila' y alejada de los problemas físicos, y el neerlandés Arnaud Danjuma, revelación del año pasado, y con alternativas fiables como Yéremi Pino y Samuel Chukwueze. Piezas claves como Pau Torres, Raúl Albiol, Dani Parejo y Etienne Capoue siguen también en el equipo.

La Real Sociedad, por su parte, partirá en la temporada con el objetivo de instalarse en los puestos altos y de tratar de confirmar al menos una presencia en competición europea. El equipo realista volverá a buscar su suerte en una Liga Europa apoyado en su juego alegre.

Sin embargo, el conjunto que entrena Imanol Alguacil empezará este reto con la desventaja que le produce la baja de su referente en los últimos años, el capitán Mikel Oyarzabal. El delantero canterano se lesionó de gravedad la rodilla el pasado mes de marzo y se perderá el comienzo de LaLiga Santander.

La Real tampoco se ha movido demasiado en el mercado y lo ha hecho principalmente en su zona de tres cuartos con la llegada del talento que se les presupone a Brais Méndez y el japonés Takefusa Kubo, además a un joven delantero francés de 18 años, Mohamed-Ali Cho. La clase de David Silva y la recuperación goleador de Alexander Isak se antojan claves para sus opciones.

EL ATHLETIC Y EL VALENCIA ASPIRAN A DAR GUERRA CON SUS NUEVOS PROYECTOS

Y en busca de meterse en la pelea europea estarán el Athletic Club y el Valencia, que volverá a intentarlo con un nuevo proyecto que lidera el carismático Gennaro Gattuso, la última solución de Peter Lim para poner al equipo arriba en la tabla.

El técnico italiano tampoco cuenta con un gran apoyo de su directiva en forma de fichajes y sólo ha recibido a Samu Castillejo y Samu Lino para apuntalar una idea futbolística que perderá a Gonzalo Guedes y pendiente de que no se vendan más piezas pivotales como Carlos Soler y José Luis Gayà, que mermarían mucho las posibilidades de un equipo que no se clasifica para Europa desde la temporada 2018-2019 y cuya mejor posición desde entonces ha sido una novena plaza.

El Athletic Club afronta también un nuevo proyecto tras las elecciones a la presidencia que encumbraron al joven Jon Uriarte. Ninguno de los candidatos contó con Marcelino García Toral y el asturiano dejó el banquillo, finalmente ocupado por un 'viejo conocido' como Ernesto Valverde.

El técnico extremeño vuelve a la Liga tras ser destituido por el FC Barcelona en enero de 2021 y en busca de volver a hacer brillar a unos 'Leones' sin refuerzos y a los que llevó a Europa en su última campaña, la 2016-2017. El 'Txingurri' espera mantener a un Íñigo Martínez tentado por el Barça.