Publicado 20/04/2022 15:06

Xavi: "Si Piqué estuviese distraído le avisaría, pero esto le da gasolina para competir mejor"

El entrenador del FC Barcelona, Xavi Hernández.
El entrenador del FC Barcelona, Xavi Hernández. - Arne Dedert/dpa

"Ya se ha acabado el enfado, vuelve a haber ilusión y ganas de hacer las cosas bien"

"Este año quedar segundos es un objetivo, aunque no lo sea para la historia del Barça"

BARCELONA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del FC Barcelona, Xavi Hernández, destacó el regreso de Gerard Piqué a la convocatoria para viajar al Real Arena Anoeta y dejó claro que no ve al central desconcentrado por la filtración de audios debido a su carácter "extrovertido" y que todo esto le da "gasolina" y "adrenalina" para competir "mejor", mientras que admitió que ya se ha "acabado el enfado" por la derrota ante el Cádiz, aunque asume que "el objetivo" es quedar segundos de LaLiga Santander.

"En el tema extradeportivo, a Piqué le gusta estar en boca de la gente. Si estuviese distraído o desconcentrado soy el primero que le avisaría, pero esto le da gasolina a él, es como adrenalina. Necesita estos estímulos para competir mejor", opinó Xavi Hernández este miércoles en la previa del partido ante la Real Sociedad.

El técnico azulgrana mostró su confianza con el central catalán, quien ya tiene el alta y es la principal novedad de la convocatoria. "Sé gestionar a Gerard y él se gestiona muy bien. Nos ha dado un rendimiento brutal en los últimos tiempos y lo hemos echado de menos en estos partidos", afirmó.

Preguntado por los audios filtrados, Xavi apuntó que el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, es "un tío noble que mira por el bien de todos" y con el que tiene buena relación. "Los dos están mirando por el bien de la gran mayoría, tanto uno como el otro en su posición no lo hubieran hecho de ninguna manera. Si es ético o no, opiniones hay de todo tipo, el beneficio es casi, casi unánime", zanjó sobre el tema.

El técnico de Terrassa destacó la 'final' que jugarán este jueves en el Reale Arena donde habrá "más" de tres puntos en juego. "Nos habíamos ilusionado todos de que quizás podíamos competir la liga y prácticamente es imposible. Tenemos que afrontar la realidad. Este año quedar segundos es un objetivo, aunque no lo sea para la historia del Barça", admitió.

Para ello, deberán ganar al equipo donostiarra en su fortín. "Imanol (Alguacil) es un gran entrenador, lo ha demostrado, se asimila lo que queremos como modelo de juego. Son un ejemplo para nosotros por como hacen las cosas, y han ganado incluso títulos, como el de Copa. Será un rival difícil y un campo que no se nos demasiado bien", apuntó Xavi.

"YA SE HA ACABADO EL ENFADO, TENEMOS QUE SALIR DE LA DINÁMICA NEGATIVA"

Un partido que será "muy atractivo" para los aficionados, pero "más sufrido" para los entrenadores. "Ya se ha acabado el enfado, vuelve a haber esta ilusión y ganas de hacer las cosas bien. Hemos entrado en una dinámica negativa y tenemos que salir a partir de mañana", expresó.

En una semana, el FC Barcelona se ha despedido de la Liga Europa y de la Liga. "Hay que rehacerse y las historias grandes se escriben cuando hay un buen inicio. Vamos a reiniciar y volver a intentarlo para recuperar lo que teníamos hace tres partidos: buen juego, buena dinámica y alegría", subrayó.

La baja de Pedri será uno de los puntos sensibles del cuadro azulgrana en el último tramo de la temporada. "Los datos lo dicen todo, es un jugador vital y uno de los medios del mundo que mejor entiende nuestra idea, por lo que es una baja importantísima. Como la de Ansu, Araujo o Piqué, que cuando no están, el equipo se resiente", lamentó Xavi.

En el lateral derecho, el técnico podrá contar con Dani Alves y Sergiño Dest, aunque ambos vienen con molestias. "Dest hizo un gran partido el día del Cádiz, su rendimiento es muy bueno. Dani no jugó y el día antes se fue del entreno con molestias. Le pedí que estuviese en la lista por si le necesitábamos. En cuanto a compromiso, cero quejas", admitió.

Sobre los árbitros, el de Terrassa aseguró que confía en su "honestidad". "Quieren hacerlo de la mejor manera posible, es una evidencia. Muchas veces cuando vamos a hablar con ellos también sufren y sienten la tensión porque quieren hacerlo bien. Ni saldremos beneficiados ni perjudicados, es una balanza", concluyó.