29 de mayo de 2020
 
Actualizado 07/05/2015 15:25:41 +00:00 CET

La 'Fórmula 1 del aire' desea volver a España en los próximos años

Carrera en Budapest del Red Bull Air Race World Championship
Foto: RED BULL

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

   El Red Bull Air World Championship, campeonato mundial de vuelo acrobático que cada año recorre el planeta, aspira a volver a España en los próximos años, tras su exitoso paso por Barcelona en 2006 y 2009, aprovechando que "la respuesta del público español está garantizada" y la presencia del piloto español Juan Velarde, que acaba de debutar en la máxima categoría.

   El campeonato, que este año ya ha disputado su primera carrera en Abu Dabi, recorrerá en los próximos meses China, Croacia, Hungría, Gran Bretaña, Austria y Estados Unidos, en un certamen donde el británico Nigel Lamb defiende su corona en la Master Class -primera división por encima de la Challenger Class- frente a la competencia de otros 13 rivales, entre ellos Velarde.

   El piloto español Sergio Plá, director de Aviación de Red Bull, espera que "el deporte de motor más rápido del mundo en formato 'Series'" vuelva a España en los próximos tiempos, después de dos carreras "espectaculares y de las mejores que se han realizado" cerca del puerto olímpico de Barcelona hace seis y nueve años, respectivamente.

   "Estuvieron muy bien y se llenaron de gente, tuvimos casi un millón de personas en 2006. No hemos vuelto a España porque el país vive una situación un poco complicada para hacer grandes eventos, pero no descartamos volver pronto. En España hay mucha tradición de deportes de motor y de carreras en coches, motos, de todo, y eso siempre ayuda", explicó Plá en una entrevista concedida a Europa Press en el aeródromo de Oberschleissheim (Alemania), donde Red Bull celebró su día de atención a los medios.

   Plá lleva vinculado a Red Bull desde que el campeonato comenzase en 2003, primero como ayudante del malogrado piloto español Álex Maclean, luego como jefe de jueces y, desde 2013, como máximo responsable de aviación de la empresa austriaca, dedicándose a gestionar aspectos del certamen como operaciones aéreas o permisos.

   "La 'Fórmula 1 del aire' quizá es una forma un poco ambiciosa de llamarlo, pero hay que ponerle un título", concedió el valenciano, quien subrayó que "vivir fuera ayuda a ver la proyección que los eventos internacionales dan a tu país".

   "Por ejemplo, Valencia es una ciudad que todo el mundo conoce en Europa y es gracias a la America's Cup de vela, no por las Fallas. Nos choca, pero es que en Nueva Zelanda cada familia tiene un velero, por ejemplo. Este tipo de eventos te ponen en el mapa", dijo, añadiendo que "el impacto económico es muy grande" en cada ciudad a la que asisten.

   "Todo nos lo gastamos allí y creamos puestos de trabajo locales. Me encantaría que se hiciera en Valencia como deseo personal, pero hay mucho sitios en España donde se podrían hacer carreras muy bonitas como Mallorca, Ibiza, cualquier ciudad costera, incluso en lagos... Hay que terminar de salir de este bache y seguro que volvemos porque la respuesta del público español está garantizada", vaticinó.

"TODAVÍA PARECE QUE ES UN DEPORTE DE NIÑOS PIJOS"

   En este sentido, Plá resaltó que "en España hay un tejido aeronáutico bastante importantes y mucho deporte aéreo", pero lamentó que "quizá las instituciones" no se lo han puesto "nunca fácil porque el deporte aéreo parece que todavía es de niños pijos".

   "En otro país como Francia no necesitas tener un determinado estatus para acceder a volar y competir y cuando alguien es bueno no necesita mucho dinero para poderlo hacer. Tampoco es que los españoles lo tuviéramos, pero lo haces a base de sacrificar otras cosas. Casi sin ayuda los resultados ya son excelentes, con un poco más...", dejó caer, explicando que el coste medio de cada avión ronda los 300.000 euros.

   En cuanto a las aspiraciones de Juan Velarde, su compatriota recordó que el piloto madrileño "lo está haciendo muy bien a pesar de que es su primer año en la máxima categoría", después de saldar con un decimotercer puesto su debut el pasado mes de febrero en Abu Dabi.

   "Por calidad de vuelo y por su capacidad de competición le ofrecimos la posibilidad de subir a la Master Class. No era fácil porque es piloto de Iberia y le ofrecían el puesto de comandante, así que lo está haciendo todo a la vez, pero es muy bueno y tiene muy buena cabeza. Son catorce pilotos y doce ya llevan seis o siete años en la competición. Ahora debe preocuparse poco por los resultados y dedicarse a aprender. A partir del tercer año estoy seguro de que va a estar preparado para ganar", pronosticó.