4 de abril de 2020
 
Publicado 26/03/2020 10:47:06 +01:00CET

Tokyo 2020 y la 'obligación' de alargar un año más la carrera

Entrerríos, Bragado, Gasol, Valverde, Portela y Ten
Entrerríos, Bragado, Gasol, Valverde, Portela y Ten - EUROPA PRESS

   MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El aplazamiento de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio ha sido bien recibido por los deportistas que tenían sus miras y sus sueños puestos en ambas citas. En España, además, existen varios casos de veteranos para los que el próximo verano iba a suponer casi su retirada definitiva de la alta competición o sus últimos Juegos. Repasamos algunos de esos nombres.

   1. Jesús Ángel García Bragado. El veterano atleta madrileño iba a competir en los exigentes 50 kms marcha olímpicos a meses de cumplir 51 años. Tokio iban a ser sus séptimos y últimos Juegos, y pese al retraso, ya ha manifestado su intención de estar en 2021 con un año más en el carnet. Ya había cumplido el requisito de clasificación en el Mundial de Doha.

   2. Pau Gasol. El caso del considerado mejor jugador español de baloncesto de todos los tiempos es una incógnita. Lleva apartado de las canchas por una lesión en el pie izquierdo prácticamente un año y su ilusión era la de poder recuperarse y ayudar a la selección española en Tokio si así lo consideraba oportuno Sergio Scariolo. Triple medallista olímpico, en julio cumplirá 40 años, y ha advertido que este aplazamiento le da "más margen" para poder prepararse.

   3. Laia Palau. Sin salir del baloncesto, pero en el equipo femenino, se encuentra el caso de la incombustible Laia Palau. La base catalana se retiró en 2017, pero terminó volviendo y sigue siendo una de las líderes de la mejor generación del basket femenino nacional. Si aguanta un año más, se plantará como la directora de juego de las de Lucas Mondelo en la capital japonesa cerca de los 42 años.

   4. Alejandro Valverde. El ciclista murciano estará, salvo sorpresa o no elección por parte del seleccionador, persiguiendo en 2021 seguramente el único objetivo que le falta en su enorme palmarés. El corredor del Movistar Team tenía señalado este 2020 en rojo por el sueño olímpico en Tokio, y ahora lo tendrá que buscar en 2021, año de su retirada definitiva, tal y como anunció él mismo, pero por encima también de los 40.

   5. Teresa Portela. La palista gallega, que va a cumplir próximamente 38 años, también tendrá que esperar un año más si quiere convertirse en la deportista española con más Juegos disputados, con un total de seis. Su primer mensaje tras el aplazamiento fue claro: "Si he conseguido estar 20 años en la elite, espero poder aguantar algo más".

   6. Raúl Entrerríos. El menor de los hermanos Entrerríos, de 39 años, tenía claro desde hace tiempo que pondría fin a su carrera deportiva en el balonmano en los Juegos de Tokio. España ya estaba brillantemente clasificada para la cita tras conquistar el título continental en enero y ahora el asturiano tendrá que decidir si alarga o no su estancia dentro de un calendario de un deporte que no da demasiado respiro para despedirse como se merece el capitán de los 'Hispanos'.

   7. Silvia Navarro. Algo similar le puede pasar por la cabeza a la portera valenciana de las 'Guerreras', que acaba de cumplir 41 años. La guardameta del Rocasa, de todos modos, había mostrado su ilusión por intentar disputar el Mundial de Balonmano de 2021 que acogerá España a finales de ese año.

   8. Teresa Perales. La deportista española paralímpica más laureada de la historia, con un total de 26 medallas, deberá esperar también para alargar aún más su leyenda y acercarse a la redonda cifra de 30 metales. La zaragozana cumplirá 45 años a finales de 2020, pero la edad para ella no parece un problema si sigue encontrando esas voraces ganas de competir que posee y que le hacen mantenerse entre las mejores del mundo.

   9. Ricardo Ten. El valenciano, que también cumple 45 años en 2020, estaba dispuesto a ser una de las sensaciones en Tokio este verano. Ganador ya de seis medallas paralímpicas como nadador, los de la capital japonesa iban a ser sus primeros Juegos como uno de los mejores ciclistas del mundo tanto en pista como en carretera con discapacidad física. "Tras Tokio tengo que plantearme mi vida. Esto me está restando mucho tiempo con mi familia y ya va siendo hora de prestarle más atención", confesó a finales del pasado mes de septiembre.

   10. Marta Arce. La judoca con discapacidad visual vallisoletana, de 42 años, es quizá una de las más afectadas por este aplazamiento. Triple medallista paralímpica, se retiró tras los Juegos de Londres de 2012 y pese a ser madre de familia numerosa y haber sufrido varias lesiones de importancia, había vuelto a competir en busca del billete a Tokio y de evitar que se perdiese el judo femenino.

Contador