Actualizado 16/05/2007 00:20 CET

Almagro brilla ante Robredo para unirse en octavos a Moyá, Hernández y Ferrer

HAMBURGO (ALEMANIA), 15 May. (EUROPA PRESS) -

El murciano Nicolás Almagro acaparó el protagonismo de la 'Armada' en la segunda jornada del Masters Series de Hamburgo, quinto de la temporada, después de deshacerse del defensor del título, el español Tommy Robredo, y sobre todo reiterar sus credenciales para subir peldaños en el ránking ATP.

Almagro, cuyas vitrinas recogen el título del Abierto de la Comuni dad Valenciana, en dos ocasiones (2006 y 2007), sí pudo imponer sus atributos sobre la arcilla roja, los mismos que no pudo mostrar ante Roger Federer en la primera ronda del Masters Series de Roma.

El murciano derrotó a un decepcionante Robredo porque el de Hostalric, séptimo jugador mundial, no termina de enjugar el ritmo adecuado en los partidos para terminar imponiéndose a rivales de ránking inferior, lo que le puede llevar lejos del 'top ten'.

Ambos demostraron las cualidades del tenis español sobre polvo de ladrillo. Almagro atacando con su derecha y Robredo defendiéndose panza arriba, sin entregar una sola pelota, aunque en esta ocasión no le sirvió para apuntarse el triunfo.

La 'Armada' prolongó además las buenas noticias en tierras germanas, antes de la aparición de su gran valedor, Rafael Nadal, con los triunfos de Carlos Moyá, Oscar Hernández y David Ferrer, y la única decepción de la eliminación de Guillermo García-López.

BUEN ESTRENO DE MOYÀ

Moyà tuvo un cómodo encuentro ante el estadounidense Mardy Fish al que superó en poco más de una hora de juego por un aplastante 6-0 y 6-3. El mallorquín comenzó arrollador con un 'break' en el primer juego que sorprendió al norteamericano, que fue incapaz de reaccionar en toda la manga y permitió el 'rosco' del balear.

En el segundo set, el local tuvo una tímida mejoría en su tenis aunque el ex número uno del mundo español no le dejó escaparse en el marcador y le sentenció con una rotura en el séptimo juego que le dejó sin opciones.

Ahora, Moyà se enfrentará al checo Tomas Berdych, verdugo del madrileño Fernando Verdasco ayer, en un duelo inédito en el circuito y en que el centroeuropeo parte como favorito tras haber llegado a semifinales en Montecarlo.

Por otra parte, Óscar Hernández tuvo que emplearse a fondo para superar al alemán Benjamin Becker (6-3, 6-7 (2), 6-3) después de tres horas y cuatro minutos de juego y convertirse en el adversario de Rafa Nadal en el estreno del manacorí sobre la arcilla roja de Hamburgo.

Ferrer, como ya le sucedió ante Bjorkman, tuvo que trabajar ante otro sueco como Robin Solderling. El de Jávea tuvo que remontar un set en contra para finiquitar al escandinavo por 1-6, 6-3 y 6-2 en algo menos de una hora y media de juego. Ahora, se medirá al croata Ivan Ljubicic, séptimo cabeza de serie.

Peor suerte corrió Guillermo García-López, procedente de la previa y que no pudo hacer nada ante el mayor empuje del argentino José Acasuso y se despidió de la cita germana al caer por 6-3 y 6-4.