Actualizado 06/06/2007 23:43 CET

Moyá: "El 6-0 del tercer set es un poco doloroso"

PARIS, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Carlos Moyá se mostró muy descontento con el juego que desplegó hoy ante Rafael Nadal, amigo y rival, que le venció en los cuartos de final de Roland Garros por 6-4, 6-3 y 6-0 y aseguró que el tercer set que acabó en blanco fue "un poco doloroso".

Moyá explicó que no jugó su mejor tenis y que para vencer a un jugador como Nadal "debes estar muy fuerte". "El ha jugado muy bien porque se ha sentido cómodo y yo no he podido hacer nada ante su tenis profundo y directo", explicó.

"Creo que hoy no he jugado mi mejor tenis. Si juego como lo he hecho hoy pasa lo que pasa. Quizá en el primer set Nadal no estuve tan bien y ahí le rompí el servicio, pero, sin embargo, luego me lo rompió él inmediatamente. Además, una vez que Nadal se ha apuntado el primer set todo fue mucho más fácil para él", explicó.

No obstante, Moyá destacó su buen nivel durante estas dos semanas. "Creo que yo he estado jugando un gran tenis, al cien por cien, pero hoy no estoy nada contento por cómo he jugado contra él. Es difícil atacarle, sobre todo cuando las bolas que te devuelve se quedan en mitad de pista y con un bote muy alto. Es realmente difícil sacarle algo", indicó.

"Y además, ha jugado un tenis muy sólido desde el fondo de la pista y yo no he podido hacer mucho más de lo que hice, debo ser honesto. Ahora le deseo mucha suerte para los próximos encuentros", sentenció Moyá, que le augura un buen final de torneo a su compatriota y paisano.

En cuanto al futuro del manacorí, Moyá cree que puede ser el mejor jugador del mundo en poco tiempo. "Creo que Nadal puede llegar a ser el número uno porque tiene muchas opciones de revalidar su título aquí en París, aunque también debe jugar en Wimbledon y ser fuerte ante Federer", comentó.

Moyá, que tampoco pudo hacerle un set a Nadal y sigue con su racha ascendente en este torneo -nadie le ha hecho un set-, apuntó que ve "difícil" que le rompan esta trayectoria. "Creo que va a ser difícil que Nadal ceda, y sólo alguno de los tres que quedan en 'semis' pueda hacerlo. El resto no lo veo posible", explicó.

"CONOCÍ A NADAL CON 12 AÑOS Y AHORA ES EL NÚMERO DOS"

Moyá, que conoció a Nadal cuando tenía 12 años, mantuvo que es una alegría verle ahora en lo más alto. "La primera vez que conocí a Nadal tenía 12 años y ahora te das cuenta que es el número dos del mundo. Uno sabe lo difícil que es llegar hasta ahí arriba y reconozco su mérito. Nunca sabes si uno va a convertirse en estrella mundial, porque he visto muchos jóvenes como Nadal que luego no alcanzan su éxito", comentó.

En cuanto a su futuro, el jugador mallorquín, que llegó a ser campeón de la Copa de los Mosqueteros en 1998, piensa que debe continuar porque está "a gusto" y se divierte. "Creo que todavía tengo mucho tenis dentro de mi y no pienso irme, pero sabes que el final de una época está cerca", avisó.

"De todas formas, estoy muy contento por el juego que he desplegado esta semana y semanas atrás. Y además, creo que finalizaré alrededor del número 20 del mundo, que es mi objetivo. Es algo que puede ocurrir si sigo jugando a este nivel", concluyó.