Nadal y Djokovic viven una final 'anticipada' en cuartos

Actualizado 02/06/2015 19:17:33 CET
Nadal Y Djokovic
REUTERS

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El tenista español Rafa Nadal y el serbio Novak Djokovic acapararán este miércoles toda la atención de la jornada de Roland Garros, segundo 'Grand Slam' de la temporada, cuando ambos se miden en los cuartos de final en lo que se ha catalogado como una 'final anticipada' del torneo.

El nueve veces ganador en París y el número uno del mundo se enfrentarán en el segundo turno de la Philippe Chatrier por 44 ocasión en su carrera, con 23-20 a favor del manacorí, y en un encuentro donde la estadística de este en el 'grande' parisino podría equilibrar el mayor favoritismo en la actualidad del de Belgrado, en un excepcional estado de forma y en busca de completar por fin el ansiado 'Grand Slam'.

A Djokovic sólo le falta en su palmarés Roland Garros y la culpa de que no esté todavía es en buena parte del jugador balear, que le ha derrotado en las seis ocasiones que se han visto las caras en esta cita, entre ellas las finales del año pasado (3-6, 7-5, 6-2, 6-4) y de 2012 (6-4, 6-3, 2-6, 7-5), que acabó en lunes por la lluvia.

Aunque el partido más recordado entre ambos en París es seguramente la semifinal de 2013, decidida en cinco sets (6-4, 3-6, 6-1, 6-7(3), 9-7) y de más de cuatro horas y media de duración. A ese encuentro podría agarrarse Nadal ya que 'tumbó' a su rival después de haber vuelto a finales de enero a la acción por sus problemas de rodilla que le impidieron acudir a los Juegos de Londres de 2012.

Los dos han firmado un camino bastante sólido en esta edición 2015, aunque el tenista español tuvo un pequeño susto en los octavos ante Jack Sock frente al que ha cedido su único set de todo el torneo. Djokovic se ha mostrado tan dominador como en todo el año donde sólo ha encajado dos derrotas, ante Roger Federer en la final de Dubai y ante Ivo Karlovic en cuartos de Doha.

Tras caer ante el suizo, ha encadenado una racha de 27 triunfos seguidos, entre ellos uno ante el manacorí en las semifinales de Montecarlo donde se impuso por un doble 6-3 y en París sólo ha cedido 36 juegos, arrasando en octavos a todo un especialista peligroso como el francés Richard Gasquet.

Con todo, Nadal intentará hacer valer la motivación que le supone jugar en la pista que más gloria le ha dado para equilibrar un partido donde las condiciones también pueden jugar su papel, con el viento o la falta de sol, factor este último que puede favorecer más el juego del serbio.

FERRER SE CRUZA CON UN MURRAY AL ALZA

También será un día importante para el otro superviviente de la 'Armada', David Ferrer, que se jugará su pase a la penúltima ronda ante el escocés Andy Murray, tercer cabeza de serie y jugando su mejor tenis en tierra batida.

'Ferru', que olvidó sus problemas en la tercera ronda ante el italiano Simone Bolelli con una sólida victoria ante el croata Marin Cilic, intentará volver a estar entre los cuatro mejores de París, lo que ya consiguió en 2012 y en 2013, año este último en el que perdió la final contra Rafa Nadal.

El de Jávea cae en el balance particular con el de Dunblane por 6-9, pero nunca ha perdido con el británico en arcilla roja, donde se han cruzado en cuatro ocasiones, una vez en Roland Garros, también en cuartos, en 2012, con triunfo del español por 6-4, 6-7(3), 6-3, 6-2.

Sin embargo, Murray se encuentra en un buen estado de forma en tierra, teóricamente la peor superficie para su tenis, y ya este año ha sido capaz de ganar por fin en torneos en arcilla roja, encadenando triunfos en Múnich y, sobre todo, en el Mutua Madrid Open, donde apenas dio opciones a Rafa Nadal. Ambos jugarán en el segundo turno de la Suzanne-Lenglen.