Conchita Martínez: "Tenemos equipo para ganar a cualquiera"

Conchita Martínez, capitana del equipo de Copa Federación
PRENSA CONCHITA
Actualizado 26/01/2013 20:13:22 CET

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La nueva capitana del equipo español de Copa Federación, Conchita Martínez, ha asegurado que España tiene "equipo para ganar a cualquiera" antes del comienzo de la competición, en la que el conjunto nacional tiene el objetivo de volver al Grupo Mundial.

"La situación es la que es. Hoy te nombran y en diez días ya estás en competición. Tengo que tantear a las jugadoras para saber quién está y quien no pero intentaremos llevar a España a conseguir más. Hay buenas jugadoras y tenemos que realizar un trabajo conjunto de todas. Yo voy a dar el máximo para recuperar la categoría y lo primero es pensar en Ucrania, que no será fácil pero tenemos equipo para ganar a cualquiera", indicó la aragonesa en declaraciones a Europa Press.

España se enfrentará a Ucrania entre el 9 y 10 de febrero en Alicante. "Siempre es un punto a favor, jugar en casa y en tierra, con toda la afición. El apoyo de la gente es algo que siempre se necesita y, aunque Ucrania venga con sus mejores armas, podemos hacerlo bien en cualquier situación", declaró.

La aragonesa afrontará su primera eliminatoria como capitana. "Estoy muy contenta y con mucha ilusión. Siempre es bonito representar a tu país y estoy aquí para hacer un trabajo conjunto con todas las jugadoras para hacerlo lo mejor posible", expresó.

"Es un reto que afronto con toda la ilusión, con ganas de hacer un gran trabajo y remar hacia el mismo lado. Hay muchas jugadoras con mucho talento y con muchas posibilidades de hacer lo bien y mi reto es ayudarlas al máximo", añadió.

Conchita llega al cargo tras la polémica dimisión de Arantxa Sánchez-Vicario, que renunció a su último año de contrato, pero la aragonesa prefiere preocuparse más por el futuro. "No he hablado con ella. He trabajado por la mañana y no he hablado con la mitad de gente con la que querría", aseguró.

Desde su marcha, quedó vacante la plaza de capitana, algo que no se podía completar hasta que no se resolvieran las elecciones de la federación. "Tuve una reunión hace tiempo, pero no se podía seguir adelante porque no teníamos aún presidente. Hace dos días se me contactó y, como todo el mundo necesita reflexionar, cuando lo tuve claro dije que sí", finalizó.