Actualizado 07/04/2021 16:36 CET

La principal sospechosa de esta trastada no es capaz de ocultar su cara de culpa

El principal sospechoso de esta trastada no es capaz de ocultar su cara de culpa
El principal sospechoso de esta trastada no es capaz de ocultar su cara de culpa - YOUTUBE - CATERS - @ESTEEWALTERS

MADRID, 7 abr. (EDIZIONES)

Regresar a casa después de dejar a una mascota sola durante mucho tiempo, puede tener consecuencias desagradables. En el caso de la dueña de este perro, la sorpresa llegó en forma de bolas de poliestireno esparcidas por todo el suelo de su casa, producto del ataque de su perro a un puf del salón.

El 14 de marzo, Estee Walters, de 27 años, de Teaneck (Nueva Jersey, Estados Unidos), llegó a casa para encontrarse con una desagradable sorpresa.

La perra de Estee, Lily, había destrozado un puf y el suelo de la casa estaba cubierto de miles de bolas de poliestireno.

Para más inri, en las imágenes parece que Lily guía a Estee hasta el lugar donde cometió los hechos, justo delante del sofá del salón, para, después, posar con cara de culpabilidad ante la cámara.

Estee compartió el vídeo en redes sociales y se hizo viral con más de un millón de visitas.

Contador

Para leer más